Mercedes Vanegas
  •   MASAYA  |
  •  |
  •  |
  • END

Han pasado cinco días desde que falleció la joven Jerónima Lisseth Zúñiga, de 28 años, quien junto a su hija fallecieron en el Hospital “Humberto Alvarado” de Masaya, y su familia cree que hubo negligencia médica en la muerte de ambas, por lo que interpusieron la denuncia en la Policía de este departamento, lo que llevó a la realización de una autopsia, de la cual aún no entregan los resultados.

Según la Policía, el Instituto de Medicina Legal no ha dado los resultados de la autopsia porque en el Hospital de Masaya no han entregado el expediente original de Zúñiga.

El divulgador del Hospital, Ramón Martínez, dijo al EL NUEVO DIARIO que la Policía no ha solicitado el expediente original, pero que sí se les entregó una copia del mismo.

Por su parte, la madre de Zúñiga, Isabel Zúñiga, expresó que todo esto le parece raro, porque desde el lunes están esperando los resultados, ya que ella quiere saber si hubo o no negligencia en la muerte de su hija y de su nieta.

Señaló que cuando su hija tuvo a su criatura, los médicos no la dejaron ver, y sólo le dijeron que no había necesidad de cuidarla, porque ella se encontraba bien.

Isabel dijo que en el hospital le dieron por perdida la tarjeta de control del embarazo de su hija.

A la madre de Zúñiga no se le quita de la mente de que su hija se desangró, y que los médicos no la atendieron a tiempo, porque cuando vistieron a su hija para luego velarla, la finada tenía señas de sangre en sus piernas.

“En el hospital parece que trataron de limpiarla, pero ni aún así, a ella se le miraba las señas de la sangre”, señaló doña Isabel.

El más grande dolor de doña Isabel es oír a sus tres nietas preguntando por su madre, y ella sin poder contestar.

EL NUEVO DIARIO trató de conseguir las versiones del director o subdirector del Silais de Masaya, pero ninguno de ellos se encontraba en las instalaciones.

Para hoy, la familia de Zúñiga espera que sí le entreguen los resultados de la autopsia.