Martha Vásquez Larios
  •  |
  •  |
  • END

El Procurador Auxiliar Nacional del Ambiente, Julio Rodríguez, afirmó que la Procuraduría Ambiental y el Ministerio de los Recursos Naturales (Marena) realizaron un operativo en la Reserva Cerro Banacruz, para expulsar a personas que están invadiendo la reserva desde hace seis meses.

El operativo se realizó con la ayuda de la Policía Nacional, del Ejército de Nicaragua y de la Alcaldía de Siuna, y duró del 21 al 29 de septiembre. Del operativo se desprendieron cinco denuncias administrativas y penales contra cinco de siete familias que habitan la reserva.

Las manzanas que encontraron afectadas son 800, donde los colonos estaban cultivando granos básicos. Según el procurador, las familias presentaron títulos que las amparan en la posesión, pero que la PGR reclamará de nulidad porque contravienen al artículo 68 del Decreto de Áreas Protegidas, que prohíbe la emisión de títulos en estas áreas.

“Uno de los títulos lo emitió la Juez Único Local de Bonanza, Cony Mabell Tinoco Espinoza, y no era de su competencia por la cuantía y porque es una reserva”, aseguró el procurador.

En la inspección se ocuparon seis armas de cacería, fusiles 22, algunos de los cuales no tienen licencia de portación, más dos motosierras que están bajo procesos administrativos.

En la reserva Bosawas hay unas 30 mil personas invasoras, según diagnóstico realizado por el Marena y por la PGR.