•  |
  •  |
  • END

Hasta el momento se contabilizan 143 nicas retenidos en Panamá, quienes están prácticamente “atrapados”, pues no pueden regresar a Nicaragua por la falta de la visa costarricense, según denuncia interpuesta en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh.

De acuerdo con denuncia de nicas retenidos, hay 48 nicas varados en Ciudad Panamá, mientras se mantienen al menos 95 retenidos en el puesto fronterizo de Las Canoas.

Dos casos específicos fueron denunciados por familiares de las personas afectadas: el de la señora Mariana del Socorro Casco Montoya, de 24 años, y su hijo recién nacido, a quienes les es imposible regresar a su patria.

Heydi González, abogada del Cenidh, explicó que la señora Casco, en estado de embarazo, fue a Panamá para cuidar de una familiar, pero al pasarse del tiempo estipulado del permiso de estadía, se presentó a las autoridades migratorias panameñas para pagar la respectiva multa. Luego el problema fue que no podía regresar a Nicaragua, vía terrestre, por la falta de visa tica, pues ese país se la niega.

“Ella no está detenida por las autoridades, pero está como migrante indocumentada, al igual que su bebé que nació allá”, señala la abogada.

Otro caso es el de Vilma Ávila Briones, de 52 años, y el de su nuera Zobeyda Flores Oseguera, de 29, quienes fueron a trabajar a Panamá, y al vencerse el tiempo de estadía intentaron regresar infructuosamente por el puesto fronterizo de Las Canoas, donde fueron detenidas por migración y enviadas a un centro de retención a Ciudad Panamá desde el 2 de octubre.

Sin muchas opciones

A raíz de estos dos casos recibidos por el Cenidh, este organismo conoció de la cantidad de nicas que pasan por la misma situación, pero la Dirección de Protección a Nacionales alega que, además de la falta de recursos, en Panamá sólo tienen a una persona trabajando en eso, y no da abasto para el número de casos.

“Las autoridades nicaragüenses, como Estado de origen, deben de brindarles la protección requerida a través de la Dirección de Protección a Nacionales. Estos casos ya son conocidos por ellos, y lo más simple para encontrar solución es que cada cual busque el dinero para pagar el boleto aéreo, ya que por vía aérea no se necesita visa para sobrevolar territorio tico, el problema es que esta gente no tiene los recursos”.

La abogada del Cenidh señala que estos casos dejan en evidencia la carencia de políticas en Nicaragua para la protección de los derechos de los migrantes, sobre todo en materia de procesos de repatriación.