•  |
  •  |
  • END

Los recientes despidos en algunas instituciones estatales, de personas ligadas a movimientos sindicales, son señalados como decisiones de funcionarios públicos que se están alejando de la línea de trabajo ordenada por el presidente Daniel Ortega, dijo ayer Roberto González Secretario General de la Central Sandinista de Trabajadores, CST.

Según González, el gobierno de Ortega ha indicado implementar una reestructuración a través de un programa de ahorro y eficiencia en las instituciones del Estado, como plan estratégico para hacerle frente a la crisis económica mundial.

Sin embargo, González hizo especial énfasis en no recurrir a los despidos, ya que éste es uno de los principales puntos de dicho programa de ahorro.

“Concuerdo con el planteamiento que hizo público el presidente al decir que es necesario ejecutar un programa de ajuste y ahorro para alcanzar el cumplimiento de los diferentes proyectos sociales, pero también hizo un llamado público a los ministros y a los funcionarios para que esa reestructuración y la implementación del programa no significara el despido de los trabajadores”, destacó.

Ortega debe intervenir

El dirigente sindical indicó que es de vital importancia que Ortega converse con sus funcionarios, ya que las últimas decisiones de los mismos han provocado cierta inestabilidad en el gremio de los trabajadores.

“Esto está pasando con algunos funcionarios que ya sea por razones personales, porque no copian bien el planteamiento del presidente Ortega o porque tienen alguna problemática interna, se les va la mano, entonces aprietan en una dirección en que afectan a los trabajadores, y eso roza con la orientación dada a todos los ministros y funcionarios, de evitar al máximo cualquier medida que implique despidos o pérdidas de puestos de trabajo”, explicó.

El representante de la CST apuntó que aunque los despidos de personas que laboraban en el Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor; en la Dirección General de Protección y Sanidad Agropecuario, DGPSA; y en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, no representan una política del gobierno, se debe respetar la Ley de Servicio Civil y Carrera Administrativa, que vela por que los trabajadores del sector público gocen de estabilidad laboral. Así mismo, expresó que la actitud de algunos funcionarios que se encuentran al frente de determinados organismos, transgrede las barreras impuestas en el programa de ahorro gubernamental, al ejecutar el retiro de varias personas de sus puestos de trabajo, por lo que se requiere de la intervención de Ortega.

“Hago un llamado a mi presidente de hacer el ordenamiento que corresponda en las distintas instituciones del Estado, pero también un llamado a los funcionarios de nuestro gobierno, porque debemos asumir con mayor sensibilidad social la situación, porque la respuesta al problema no es reprimiendo ni corriendo a la gente”, sostuvo.

“Hay que dialogar”, dice

Con respecto a las diferencias expuestas entre los distintos movimientos de sindicatos, como es el caso de la división entre la Confederación Sindical de Trabajadores “José Benito Escobar”, CST-JBE, y el Frente Nacional de Trabajadores, FNT, González manifestó que es el momento de que dichas organizaciones restablezcan comunicación.

“Debemos dialogar y discutir incluso con las organizaciones que no son sandinistas para hacer un esfuerzo en conjunto, porque el movimiento sindical debe romper con todos esos vicios y con todas esas maneras de practicar el sindicalismo clientelista, y asumir una representación digna de los trabajadores, que pasa por defender el empleo y los beneficios sociales”, concluyó.