•  |
  •  |
  • END

Una vez más, el bolsillo de los nicaragüenses se ve afectado tras el inesperado incremento en el precio de los combustibles, tal como lo adelantó EL NUEVO DIARIO el sábado reciente.

Tras un recorrido ayer por estaciones de servicios como Petronic Larreynaga y Simón Bolívar, Texaco Xolotlán y Metrocentro, Esso Plaza Inter y Metrocentro, Shell Ciudad Jardín y Metrocentro, confirmamos el aumento. En comparación con la semana pasada, el litro de Gasolina Súper aumentó en algunas estaciones en tres córdobas con 67 centavos. Antes se cotizaba hasta en 15 córdobas con 57 centavos el litro, y ahora puede encontrarse hasta en 19 córdobas con 24 centavos. La Gasolina Regular subió dos córdobas con 98 centavos, al pasar de 15 córdobas con 79 centavos a 18 córdobas con 77 centavos. En cambio, el diesel incrementó un córdoba con dos centavos, y el kerosén 45 centavos.

Gas butano en alza

Mientras, el gas butano, tuvo un alza de 11 córdobas en el cilindro de mayor capacidad que es el de cien libras. Ahora tiene un costo de 937 córdobas. El de diez libras se vendía ayer a 81 córdobas con 50 centavos.

En el caso del cilindro de 25 libras, que es el de mayor consumo en la población, el precio es de 203 córdobas con 75 centavos, por lo que aumentó dos córdobas con 50 centavos. Su valor anterior era de 201 córdobas con 25 centavos. El costo de la gasolina, el diesel, el kerosén y el gas para cocinar, varía según el puesto de venta donde se adquiera, en Managua y en cualquier otro departamento del país, la única similitud es el aumento en el precio de estos productos.

Consumidores se lamentan

Esta situación tomó por sorpresa a muchos de los consumidores, tanto a las personas con vehículos particulares como a los conductores del transporte urbano colectivo y selectivo. “Yo no sabía (sobre el incremento en los combustibles), hasta ahora que salí a trabajar que me fijé en una gasolinera y vi que le habían subido a los precios”, expresó el conductor José Muñoz.

Otros pobladores más resignados, como don Alfredo Toruño, expresaron que están acostumbrados a estas alzas repentinas. Dijo que de nada vale reclamar. “Aunque uno se queje, igual va a ser siempre, nadie responde nada, un día le bajan unos cuantos centavitos, para después subirle un montón. ¿De qué sirve, entonces?”, se preguntó Toruño.

Por su parte, Daniel Aráuz dice que este nuevo incremento “golpea más de lo que está ya la economía nicaragüense”. Es del criterio que en momentos como éstos es que debe ponerse de manifiesto la ayuda venezolana.

“Si de verdad estamos recibiendo el petróleo de Venezuela, ¿dónde está? Yo creo que si tuviéramos esa ayuda, este problema se frenaría”, se quejó.