•  |
  •  |
  • END

La construcción del proyecto de refinería denominado “El Supremo Sueño de Bolívar” iniciará hasta el año 2011, cuando se celebrarán las elecciones nacionales.

El ingeniero venezolano Rafael Paniagua, Gerente General de la sociedad Alba de Nicaragua S.A., confirmó ayer en una entrevista con EL NUEVO DIARIO, que hasta el momento en el proyecto “todo se mantiene en papeles y es pura teoría”, porque “El Supremo Sueño” empezará a verse como una realidad hasta ese año crucial en el futuro de los nicaragüenses.

Entre empresa francesa

“Ahora mismo estamos en la fase de puros papeles, todo es pura teoría, es decir, la visualización y conceptuación básica (del proyecto), detalles, luego vendrá la procura y construcción, que sería más o menos en 2011”, dijo Paniagua, luego de confirmar la entrada de una empresa francesa conocida como Axens en el asunto.

A finales de diciembre de 2007, el presidente de Petronic, vicepresidente de Albanisa y tesorero del FSLN, Francisco López, anunció desde La Habana, Cuba, que Venezuela había aprobado un desembolso de 250 millones de dólares para iniciar la primera fase de la construcción de la refinería y una petroquímica. La inversión total se estimaba en 4 mil 500 millones de dólares, cuyas obras se esperaba finalizaran en cuatro años, es decir, en 2012.

Paniagua explicó que en fechas 21, 22 y 23 de octubre, Albanisa celebrará un acto en el que explicará el próximo paso en la edificación de este complejo petroquímico, la ingeniería conceptual, para lo que firmaron un acuerdo con la empresa francesa Axens, con 40 años de experiencia en el tema.

Axens, dijo Paniagua, ejecutará su trabajo en un plazo de ocho a 10 meses. Axens IFP Group Technologies es una empresa francesa subsidiaria de IFP (Instituto Francés de Petróleo, fundado en 1944) y totalmente propiedad del mismo. El IFP es, a su vez, un Organismo Público Francés dedicado a la investigación y capacitación en el sector petrolero.

“Se trata de una compañía proveedora de tecnología, enfocada al mercado refinero, petroquímico y de gas natural”, indicó, para agregar que son quienes están haciendo la ampliación de la refinería de Cienfuegos, en Cuba, la refinería en Pernambuco, Brasil, y otra en Ecuador. “Es decir, tienen mucha experiencia, además de los proyectos grandes que hemos hecho en Venezuela”, indicó.

Añadió que en el encuentro de los próximos días, “se hablará de las bondades del proyecto en un acto que se va a realizar en nuestras instalaciones de Albanisa, y en el que van a participar personalidades de diversas entidades relacionadas con el asunto de los hidrocarburos en Nicaragua, como el Ministerio de Energía y Minas, las embajadas de Venezuela, Ecuador y Cuba, así como el Ineter y la Empresa Portuaria Nacional, entre otras”.

Proyecciones y más proyecciones

“Éste es un proyecto que después de la construcción del Canal de Panamá, es el más importante para la región centroamericana, porque se trata de una refinería de 150 mil barriles diarios que no existe en ningún país de Centroamérica”, señaló Paniagua.

Recordó que Nicaragua necesita cerca de 25 mil barriles diarios para satisfacer las necesidades de todo el país en cuanto a hidrocarburos, y que la refinería tendrá la capacidad de procesar 150 mil barriles diarios, “es decir, vamos a tener la posibilidad de alimentar a toda Centroamérica y el Caribe”.

La refinería que se construirá en Nicaragua y que tendrá incidencia en toda la región, procesará en su primera etapa 75 mil barriles diarios de crudo, de los cuales 25 mil cubrirán las necesidades del país y arrancará en 2014.

Pero antes de llegar a esa etapa ya funcionarán fábricas en las cuales se producirán materiales derivados del petróleo, entre éstos, los necesarios para la fabricación de las petrocasas, puntualizó Paniagua.

Son “Albotas”, dice

Luego de destacar la trascendental importancia de la obra, Paniagua abordó de forma general el trabajo en otros frentes del ALBA.

Alba Alimentos, Albalinisa, según Paniagua, potencia el comercio justo entre Nicaragua y Venezuela. En la actualidad, según el funcionario, el mercado venezolano recibe 10 por ciento de las exportaciones nicaragüenses, un salto enorme desde que el presidente Daniel Ortega llegó al poder, precisó.

Hay exportaciones de carne vacuna, ganado en pie, café, maíz, leche en polvo, frijol negro y otros productos de la agricultura que abastecen la red de mercados populares en Venezuela, explicó el funcionario. El obispo auxiliar de Maracaibo, Oswaldo Azuaje, dijo en una entrevista con este medio, que la población venezolana desconoce el destino de esos productos, pues el manejo del acuerdo entre Nicaragua y su país se maneja de forma secreta.

Paniagua explicó que ya está terminado un complejo habitacional de 100 petrocasas donadas por el pueblo venezolano para beneficiar a familias de escasos recursos, y que será inaugurado próximamente por las autoridades del país.

Este proyecto fue realizado por Alba Equipos, una de las empresas que trabajan bajo el alero de Albanisa y que se conocen como las “Albitas”, pero que para Paniagua no son eso, sino “Albotas”, algo sobre lo que estaremos informando mañana.