•  |
  •  |
  • END

El Registro Público de la Propiedad ha implementado nuevos controles de seguridad en el acceso a la información y bases de datos de las propiedades, para frenar a grupos dedicados al tráfico de propiedades desde las instituciones.

Según el magistrado Gerardo Rodríguez, presidente del Tribunal de Apelaciones de Managua, desde que se armó aquel debate sobre el incremento de los servicios de trámites legales ante el Registro de la Propiedad, y la implementación del Decreto 14-2009 de marzo pasado, las quejas por abusos con los libros de registros han bajado.

“Básicamente, el tráfico de bienes inmuebles, que constituyen un motor fundamental de la economía del país, genera movimiento y costos para Registro Civil, y lo que se necesitaba es que se modernizara, y lo que hemos hecho es lo que necesita la sociedad: seguridad en sus trámites”, dijo Rodríguez.

Sin malas noticias

Según el magistrado de Apelaciones, ahora los usuarios del Registro Público de la Propiedad tienen la seguridad de “que nadie va a romper la hoja del asiento de la propiedad, y aseguramos que la gente acceda a información cierta y lo pueda comprobar directamente a través de la computadora, desde su casa y oficina”.

Dijo que la digitalización de los libros de registros, que avanza poco a poco, ha frenado por el momento a las mafias de tierra que operaban para despojar a propietarios de sus bienes mediante la manipulación de los libros físicos.

“Antes, las mafias venían a arrancar las hojas, los asientos, manipulaban datos, hacían borrones, se dedicaban a traficar propiedades, creando inseguridad jurídica, eso se ha detenido”, expresó el magistrado.

“Cuando hubo acusaciones particulares, se tomaron medidas, pero en estos momentos, después de las medidas de control no se han vuelto a tener denuncias y mientras no haya quejas ni señalamientos concretos, es porque las cosas van mejorando y caminando bien”, señaló Rodríguez.

Nueva ley a la vista

A la par, una nueva ley que modernizará el Registro Público de la Propiedad Mueble, Inmueble y Mercantil está en proceso de aprobación en la Asamblea Nacional.

En su cuerpo, la nueva legislación consagra los principios básicos que ya están en la actual ley, consagrada a cautelar y proteger los derechos de propiedad, transferencias, hipotecas, prendas, etcétera.

La nueva ley fortalecería no sólo al Registro, sino que brindaría más seguridad a los propietarios frente a situaciones ahora comunes como las invasiones de tierra o las donaciones de terrenos ejidales.

Para detener los abusos, los legisladores introdujeron reformas para los casos de obtención del título supletorio, figura jurídica que usaban las mafias de toma-tierras para granjearse un título de una propiedad ajena.

La nueva ley establece que las gestiones quedarán electrónicamente archivadas, no se leerán libros ni se manipularán registros físicos, las gestiones se harán con todas la medidas de seguridad pertinentes, y los usuarios tendrán libre acceso mediante la inscripción en una terminal informática para realizar consulta.