• |
  • |
  • END

Un millón de niños reciben la merienda escolar en Nicaragua, la mayoría están ubicados en las zonas rurales del país, dijo el ministro de Educación, Miguel De Castilla, en la celebración de la Semana Mundial de la Alimentación. Para muchos estudiantes, éste será el único bocado que se llevarán al estómago en el día.

De Castilla agregó que el programa de nutrición escolar no sólo consiste en darles alimento a los niños, sino que además es la lucha contra la comida chatarra, así como el mantenimiento de mil huertos escolares en todo el país.

Los alumnos reciben 600 kilocalorías diarias, a través de una dieta de arroz, frijoles y otros granos, que es apenas la tercera parte de lo que debiera ser su alimentación. Según el último censo escolar realizado en 2005, el 27% de los estudiantes a nivel nacional padece de desnutrición crónica.

Es por eso que la seguridad alimentaria está dentro del currículo en las escuelas. “Esto creará conciencia en los niños, e influirá para que los padres siembren algunas plantas, frutas y verduras, en el hogar, garantizando así la seguridad alimentaria”, dijo el titular de Educación.

Variación climática afecta

La seguridad alimentaria en el país está siendo afectada por la crisis financiera mundial, el incremento de los precios, y ahora se suma la variación climática, dijo el representante de la Organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación, FAO, Gero Vaagt.

El diplomático adelantó que estos temas serán abordados por la FAO, en noviembre próximo en la cumbre sobre seguridad alimentaria, a celebrarse en Roma, Italia. “Ahora que estamos en crisis, los líderes mundiales deben entender la importancia que requiere el sector agropecuario, desde el punto de vista tecnológico, de colaboración y cooperación”, sostuvo Vaagt.

Además, agregó, el sábado habrá una caminata que saldrá de la Universidad Nacional de Ingeniería, que tiene como lema “Todas y todos por la seguridad alimentaria”, el cual concluirá con un acto cultural.