•  |
  •  |
  • END

El gerente General de la sociedad Alba de Nicaragua S.A., Albanisa, el venezolano Rafael Paniagua, afirmó que las más de 10 compañías que trabajan bajo el alero de esa firma vinculada a la familia presidencial, no son “Albitas” sino “Albotas”, pues se trata de empresas que manejan millones de dólares en su ramo.

Paniagua en una entrevista con EL NUEVO DIARIO, que se encuentra disponible en nuestro sitio web, dijo no comprender por qué se les llama Albitas a las empresas, cuando sólo una de ellas se convertirá próximamente en la generadora eléctrica más grande del país.

El poder de Alba Generación

“Mira, en realidad, éstas no son Albitas, porque de Albitas no tienen nada, yo le pondría mejor un calificativo de ‘Albotas’, porque Alba Generación al final de este mes, o mejor dicho actualmente, somos la primera empresa de generación eléctrica del país”, dijo el gerente general de Albanisa.

Alba Generación es dueña de las plantas “Hugo Chávez” y las “Che Guevara I, II y III”, que al inicio del gobierno se dijo que venían como “solidaridad”, pero que al final se pagarán a través de la tarifa eléctrica.

En un informe presentado a la Contraloría General de la República (CGR) y que fue publicado por este medio en su momento, el ministro de Energía, Emilio Rappaccioli, reconoció que la inversión hecha en el país por Albanisa, en materia de generación, es de 232.4 millones de dólares, y justificó la firma de contratos de compra-venta de energía aduciendo que los mismos deben ser a 15 años, para dar oportunidad a que la empresa recupere su “inversión inicial”.

Albanisa es una sociedad anónima mixta, en la cual Petróleos de Nicaragua, Petronic, es dueña del 49 por ciento de las acciones, y el restante 51 por ciento está en manos de la también estatal venezolana Petróleos de Venezuela (PDVSA). La firma se formó en 2007 con el visto bueno del presidente Daniel Ortega y de su homólogo venezolano y proveedor, Hugo Chávez.

Bajo su alero trabajaban públicamente Alba Caruna, Alba Alimentos, Alba Generación y Alba Transporte, hasta que EL NUEVO DIARIO hizo pública semanas atrás la existencia de las demás Albitas, entre ellas Alba Equipos, Alba Seguridad, Alba Puertos, Alba Depósitos, Alba Eólica, Alba Tecnosa y Petro Gas.

290 megavatios al final del año

Paniagua explicó, en la entrevista, que la capacidad de acción y manejo de fondos de cada una de estas empresas, es enorme.

“Al final de este año vamos a estar generando 290 megavatios de electricidad y te explico: Nicaragua necesita 540 megavatios las 24 horas del día para alumbrar y darle servicio de electricidad a todo el país, y nosotros en menos de dos años, somos la primera empresa generadora de electricidad y hemos acabado con los apagones, entonces, de Albitas creo que no tienen nada”, añadió Paniagua.

Los contratos entre Albanisa y Unión Fenosa establecen que la primera presenta una capacidad de generación a base de búnker ( plantas Che Guevara) de 200 megavatios, donde se incluye un pago por potencia instalada de 14.0352 dólares por kilovatio mes, más el costo de la energía que sea vendida al mercado.

La transacción le garantizará a Albanisa ganancias sólo por el pago por potencia instalada (energía a disposición inmediata), que redondean los 505 millones 267 mil 200 dólares aproximadamente en 15 años, más la energía vendida al mercado, que incluiría costos de generación de 114.82 dólares el megavatio hora, considerando un costo de más de 60 dólares en el precio del barril de búnker.

El Instituto Nicaragüense de Energía (INE) aprobó a finales de agosto de este año los contratos de compra-venta de energía, suscritos entre Albanisa y la distribuidora de energía Unión Fenosa, los cuales tendrán una vigencia de 15 años.

Habla también de Alba Equipos

Paniagua, durante la entrevista con END, también habló de la capacidad de trabajo de Alba Equipos, la constructora que, según documentos en manos de este diario, fue contratada entre noviembre de 2008 y agosto de este año, por las otras Albotas, y que obtuvo por diversos trabajos, 2.3 millones de dólares, procedentes de la cooperación venezolana.

Indicó que es a través de esa Albota que se han venido construyendo los diversos proyectos de generación, es decir los de las plantas Che Guevara en Masaya, Managua y Nagarote, así como las Petrocasas y Casas Para el Pueblo.

Alba Equipos es dirigida directamente por el ingeniero jinotepino Oswaldo Münkel, y cuenta con más de 50 equipos de maquinaria pesada, incluidos dos camiones cisternas y un camión taller del IDR.

“Nosotros tenemos Alba Equipos, ahí hay tractores, camiones, motoniveladoras, compactadotas, etc… y ahora está en movimientos de tierra en un proyecto de Miramar. Es una de nuestras empresas que se formó para reducir costos y una gran cantidad de cosas, pero somos autosuficientes para hacer esto y más”, dijo Paniagua.

El despido de un ingeniero y la ideología

EL NUEVO DIARIO aprovechó la entrevista con el gerente general de Albanisa para consultar sobre el despido del ingeniero químico Francisco Javier Berríos, ex jefe de laboratorios de las plantas Che Guevara II, ubicadas en Masaya, quien denunció malos manejos en los electrógenos que ponen en peligro su funcionamiento, lo que le costó el cargo.

“Mira, de eso no me gustaría hablar, sólo digo que si una persona se va a los medios de oposición a presentar una queja, bueno, es cierto que estuvo trabajando con nosotros y que puede ser un buen técnico, pero que se ve que no tiene formación ideológica, porque el que la tiene no te vende tu proceso, es totalmente diferente, es mi opinión. Con todas las vicisitudes que haya podido pasar, ¿cómo una persona va a ir a vender la información a un medio extraño al que ni siquiera conoce? Yo no lo concibo”.

Berríos denunció a través de END al menos 13 fallas ocurridas en lo que va del año en dichos equipos de generación de energía, aparentemente por malos manejos técnicos en el uso y cuido de los equipos de origen coreano. Su denuncia fue corroborada por la Policía Económica, pero el haber señalado las debilidades a sus superiores, le costó el puesto. Las palabras de Paniagua explican el porqué.