Fermín López
  •   PUERTO CABEZAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Diecinueve médicos especialistas del Hospital Nuevo Amanecer, de esta ciudad, iniciaron un paro escalonado la mañana de ayer, demandando una negociación con las autoridades de Salud de la región.

Según los médicos especialistas Salvador Salas y Roberto Rodríguez, delegados por el gremio de galenos para comparecer ante los medios, dijeron que el paro obedece a un sinnúmero de anomalías que se han venido presentando, las cuales afectan la labor y el salario de los especialistas.

Agregaron que la gota que desbordó el vaso fue la deducción sin explicación de ocho mil córdobas que le hicieron a uno de sus compañeros de labores, a quien hasta el momento no le han dado ninguna explicación.

“Todos los especialistas hemos sido afectados con las deducciones mensuales, y nos hemos venido quedando callados, reducciones que van desde 2 mil hasta 8 mil córdobas, lo que ya es demasiado”, se quejaron.

Explicaron que el paro de labores es de manera escalonada. No dejarán de atender casos de emergencia, sin embargo, suspendieron todas las programaciones en las diferentes especialidades.

Cirugías ya estaban suspendidas

El doctor Salvador Salas dijo que en el caso de las cirugías programadas, fueron suspendidas desde semanas atrás, debido al mal estado de los quirófanos y a la falta de gasas para poder hacerlas.

La demanda principal de los especialistas radica en el respeto a sus salarios, los que consideran que se han manoseado, sin tomar en cuenta que el sueldo básico para ellos es de apenas 5 mil 826 córdobas, lo que se mejora, en parte, con algunas prestaciones que no son pagadas en su totalidad.

Por su parte, el doctor Roberto Rodríguez expresó que no se trata de un capricho de parte de los médicos especialistas, sino de una muestra de sobrevivencia cuando hay abusos con los salarios, en una región donde el costo de la vida es el doble que en el resto del país.

Los médicos amenazaron con mantener el paro escalonado hasta que haya disposición de las autoridades de Salud de la región para sentarse a negociar con ellos, al tiempo que lamentaron no tener un respaldo por parte de las autoridades regionales del gobierno y del Consejo Regional.