•  |
  •  |
  • END

Con un monto global de 31 mil 93 millones de córdobas y con trámite de urgencia, el presupuesto 2010 fue presentado anoche por el ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Guevara, ante la Primera Secretaría del Parlamento.

La propuesta gubernamental incluye un déficit de 5 mil 830 millones 775 mil córdobas y con una proyección recaudatoria de 25 mil 262 millones de córdobas.

Según Guevara, esa proyección de recaudación es superior en 2 mil millones de córdobas respecto de la recaudado en 2009, por lo que el presupuesto 2010 está basado en un crecimiento económico del uno por ciento. El techo presupuestario 2010 es el mismo con el que cerró el 2009, después de las tres modificaciones aprobadas en la Asamblea Nacional.

El funcionario señaló que Salud y Educación abarcan el 33 por ciento del total del presupuesto. Además incluye 341 millones 364 mil córdobas al Consejo Supremo Electoral para financiar las elecciones regionales de la Costa Caribe, pese a que en las tres reformas al presupuesto 2009 el Poder Electoral recibió varias partidas presupuestarias con el mismo fin.

El Ministerio de Educación recibe 4 mil 858 millones 914 mil 470 córdobas; mientras que al Ministerio de Salud se asignó 4 mil 798 millones 907 mil 959 córdobas.

Guevara también presentó la iniciativa de reforma fiscal y explicó que el presupuesto 2010 está basado en las metas recaudatorias esperadas una vez que la modificación tributaria entre en vigencia el primero de enero del próximo, por lo que el gobierno espera que la iniciativa sea aprobada antes que termine el año.

Según Guevara, la iniciativa de Ley Tributaria no varía mucho respecto de la propuesta inicial del gobierno, excepto en algunos casos. Por ejemplo, recordó que inicialmente el gobierno pretendía pasar del uno al 5 por ciento la retención (impuesto) a cobrar a los bienes comercializados a través de la Bolsa Agropecuaria, pero en la iniciativa de ley “se habla de que los pequeños y medianos productores que tranzan su producción en cualquier mercado tendrían una retención del 2 por ciento para bienes primarios, y del 2.5 por ciento para los demás bienes”.

Navarro: difícil sin consenso

Sin embargo, el primer secretario del Parlamento, Wilfredo Navarro, no se mostró optimista de que la reforma fiscal sea aprobada antes de diciembre, sobre todo, si no encuentra consenso durante las consultas, principalmente entre los sectores económicos que serán afectados.

Navarro dijo que las metas recaudatorias del gobierno no están ajustadas a la realidad económica que enfrentará el país el próximo año, y que su meta de crecimiento económico del uno por ciento es irreal.

Arce: No hay condiciones para un aumento

Por su parte, en declaraciones brindadas en horas tempranas de ayer, el asesor económico de la presidencia, Bayardo Arce, ratificó que el Presupuesto General de la República de 2010 será del mismo monto que el de este año, porque las condiciones económicas del país no permiten un aumento.

“Este año lo estamos terminando con un déficit que lo hemos tenido que cubrir con el recorte al gasto, emitiendo deudas y con la cooperación de los 90 millones de dólares que tenemos comprometidos por el FMI y el BID”, dijo.

Por lo tanto, agregó, “aunque esperamos mejorar los ingresos del próximo año porque estimamos que la economía crezca en uno por ciento con relación a 2009, y a su vez esperamos que la nueva Ley Tributaria nos dé mayores ingresos, a fin de cuentas todavía tenemos un déficit fuerte, por lo que el gasto va a ser igual al que cerramos en 2009”.

Seguirá concertación tributaria
Con respecto de la introducción de la propuesta de Ley de Reforma Tributaria, Arce manifestó que trabajarán estrechamente con la comisión económica de la Asamblea, y que la concertación continuará hasta que el estatuto sea aprobado.

“Estaremos en contacto permanente y en discusión con los agentes económicos, sociales y políticos del país en una nueva etapa, porque ahora ya va a haber una ley escrita y cada cual va a poder venir y hacer sugerencias. Si nos ponemos de acuerdo en algo, le decimos a los diputados que habrán algunos cambios”, afirmó.

De acuerdo con Arce, tanto el proyecto de presupuesto para el próximo año, como la propuesta de Ley de Reforma Tributaria, debieron ser introducidas el día de ayer para cumplir con los requerimientos del Fondo Monetario Internacional, del que se espera dé el visto bueno para pasar la segunda y tercera revisión del Programa de Crecimiento y Servicio de Lucha Contra la Pobreza, al directorio del organismo internacional.

“El hecho de introducir hoy (ayer), la nueva Ley Tributaria y el presupuesto del próximo año, le da la señal al FMI de que el gobierno sigue actuando con responsabilidad y por lo tanto nos llevan al directorio y una vez que aprueben el proceso nos desembolsan los 90 millones de dólares”, señaló.

Algunas modificaciones

Según el asesor económico, el próximo paso es esperar la siguiente revisión del FMI, que se realizará al final del año, para lo que se necesita que se apruebe la nueva Ley Tributaria.

Arce expresó que la propuesta presentada inicialmente a los distintos sectores del país ha experimentado algunas modificaciones. Entre los cambios destacados, se encuentra una reducción a la medida que pretendía elevar el adelanto al Impuesto sobre la Renta, que actualmente es del uno por ciento.