•  |
  •  |
  • END

El ingeniero químico Francisco Javier Berríos Noguera lamentó las declaraciones del gerente General de la firma Alba de Nicaragua S.A., Albanisa, el venezolano Rafael Paniagua, quien consideró que la denuncia de malos manejos en las plantas “Che Guevara II” de parte del ex jefe de laboratorios de ese plantel, fue producto de la falta de “formación ideológica”.

Berríos denunció a través de END al menos 13 fallas ocurridas en dichos equipos de generación de energía, aparentemente por malos manejos técnicos en el uso y cuido de los equipos de origen coreano. Su denuncia fue corroborada por la Policía Económica, pero el haber señalado las debilidades a sus superiores, le costó el puesto.

“La verdad es que me sorprende lo que dijo, porque él mismo me abordó y compartía conmigo el punto de vista técnico de lo que yo denuncié, de los problemas que había y que si ya los han venido resolviendo, pues felicidades, pero lo que se tocó específicamente de mi parte fue mi punto de vista profesional y técnico de un asunto laboral, nada político”, dijo Berríos.

“Cuando yo vine a EL NUEVO DIARIO” --añadió—“dije que denunciar un hecho tan grave como la manipulación inadecuada de las plantas, no me hacía menos sandinista, porque sigo siéndolo y mi familia también, porque desde hace 35 años le hemos ido al Frente Sandinista, hemos creído en ese partido y tenemos mucho que agradecerle, sobre todo porque me dio la formación profesional que nunca hubiese adquirido, por las facilidades que me dieron”.

Paniagua, en una entrevista con este medio dijo sobre el asunto de Berríos: “Mira, de eso no me gustaría hablar, sólo digo que si una persona se va a los medios de oposición a presentar una queja, bueno, es cierto que estuvo trabajando con nosotros y que puede ser un buen técnico, pero que se ve que no tiene formación ideológica, porque el que la tiene no te vende tu proceso, es totalmente diferente, es mi opinión. Con todas las vicisitudes que haya podido pasar, ¿cómo una persona va a ir a vender la información a un medio extraño al que ni siquiera conoce? Yo no lo concibo”.

La educación en Cuba y las lecciones de los héroes y mártires
“Lo único que no comparto con el ingeniero Paniagua y que muy respetuosamente le quiero aclarar, es que formación ideológica sí la tengo, porque yo no vine a este medio en cuanto se dio el problema, lo primero que hice fue abordar desde dentro en Albanisa el problema, tengo 90 reportes de 90 días sin que alguien tomara en serio lo que señalaba, y no es que tuviese la razón en todo lo que decía, sino que era hacer un alerta para evitar el daño a las plantas, pero la idea era a partir de ahí analizar, debatir y superar las fallas, cosas que no se hicieron”.

Después de esa denuncia, indicó Berríos, no pasó nada, y después de dos meses que le despidieron por haber hecho lo correcto fue cuando decidió que la población debía saber lo que había ocurrido, por un asunto de responsabilidad, no por revancha, protagonismo o con el fin de hacerle daño a alguien.

“Los héroes y mártires de la Revolución nos inculcaron que había que ser crítico y autocrítico, señalar las cosas malas y en este caso no se hizo con la intención de dañar a nadie, sino para cuidar los equipos que vinieron a solventar el problema eléctrico del país”, dijo.

“Yo lamento lo que él dice sobre mi formación ideológica, porque durante 14 años que yo estuve en Cuba, traté de hacer todas las cosas como un revolucionario, nos organizamos en la Juventud Sandinista, en la Asociación de Estudiantes en Cuba, con la juventud cubana, y en todas las actividades políticas de los cubanos, tanto es así, que los cubanos me otorgaron medallas que guardo conmigo”, añadió.

“El gobierno cubano me reconoció, porque yo traté de ayudar en todo lo que pude a la educación cubana, tengo méritos de ser uno de los mejores alumnos de la Universidad de Cienfuegos, entonces, si esa no es formación ideológica, no sé a cuál es a la que se refiere el señor Paniagua, porque si los cubanos me formaron mal, entonces todo esto es culpa de mis formadores”, sostuvo.

De por qué vino a END

Asimismo, el ex jefe de Laboratorio de las Che Guevara II, aclaró que vino a EL NUEVO DIARIO porque cree en este medio y porque la población tiene derecho a saber de esas anomalías que comete gente que le hace daño al país con sus acciones, ya que si las plantas se dañan es un daño para el país.

“Algo que aprendí de los cubanos es que el revolucionario debe ser consecuente con sus actos, y yo lo estoy siendo, porque si por haber denunciado esto me quedé sin trabajo, pues acá estoy, pero hice lo correcto”, afirmó.

Concluyó declarándose sorprendido de cómo se cambia de posición, porque el mismo Paniagua dijo en su entrevista con END, que estaba de acuerdo con lo denunciado por Berríos, además de la actitud de hablar en un país ajeno de los profesionales haciendo valoraciones políticas.

“Lastimosamente somos un país en donde no se practica mucho el nacionalismo, porque en otro país, si viniese un extranjero a hablar así de un nacional, pues no se lo permitirían, me parece un desliz, porque de mi formación ideológica es de lo que menos puede hablar”, finalizó.

Escriben colegas de Berríos

Colegas y amigos de Berríos escribieron a la página web de este medio y respaldaron su valiente decisión de denunciar públicamente el asunto de las plantas.

“Yo estudié en Cuba con él y puedo decir que en la época de los años 80, cuando nos becaron, el compañero Berríos fue de lo más destacado, y siempre trató de dar lo mejor de él, siempre quiso ayudar a todos cuanto pudo”, señaló uno de los comentaristas.

“Ahora existen otros compañeros como yo, que lo conocemos desde hace más de 20 años, y la verdad es que no es justo que quienes no lo conocen bien quieran tildarlo de falta de ideología. Hasta donde entiendo, él informó, denunció internamente primero anomalías del proceso, pero no fue a los medios primero, él trató de que alguien en Albanisa lo dejara explicar sobre lo que estaba ocurriendo, pero nadie le prestó atención, hasta el compañero Paniagua habló con él y le expresó que no era correcta la actitud de la dirigencia de Albanisa, y que no podía hacer nada más”.

“¿Cómo es posible que ahora quiera decir que el ingeniero Berríos no tiene formación ideológica? Por favor, yo los invito a que a través de la embajada cubana pidan todo tipo de documentación sobre él, de sus 14 años en Cuba. No es posible que un extranjero como este señor Paniagua venga a expresarse así de alguien que no conoce. El sólo trató un problema LABORAL, no POLÍTICO”.