•  |
  •  |
  • END

El presidente Daniel Ortega autorizó mediante un decreto crear una empresa “autónoma” dentro de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) llamada Emprosa, que se encargará de operar y proteger el sistema de bombeo, y que también resguardará las instalaciones de la Aguadora.

Los más 300 de despedidos de esta institución gubernamental, según denuncias de los diversos sindicatos, en su mayoría han sido cesanteados con la promesa de que serán recontratados en la nueva empresa, donde no estarían afiliados a ningún sindicato y ganarían menor salario, de acuerdo con fuentes de Enacal.

Los denunciantes aseguraron que el objetivo de la creación de la nueva empresa es contratar a personal de confianza que no se rebele contra los directivos de Enacal, que será coordinado por los miembros de los Consejos del Poder Ciudadano, CPC.

“Esta señora nos ha tratado peor que (Róger) Solórzano y Luis Debayle”, sostuvo un sindicalista, que pidió no revelar su nombre.

Éste asegura que gran parte de los despidos son ilegales, pues algunos de estos trabajadores son firmantes de un pliego petitorio para contrato colectivo.

Los nuevos contratados, según denuncias de los sindicatos, deberán hacer de operadores de los sistemas de bombeo de agua potable y de guardas de seguridad a la vez, y aunque el salario que ofrecen será de entre cuatro y cinco mil córdobas mensuales, los beneficios de subsidio alimenticio, horas extras, viáticos de transporte y de alimentación serán eliminados. Eso, con la finalidad de reducir costo en el pago de la planilla, dijeron.

Ayer por la tarde, 16 trabajadores de la Dirección de Corte y Reconexión recibieron sus cartas de despido. Entre ellos, Tomás Chavarría, Edgard Manzanares, Humberto Cardoza, Omar Blandón, Wilfredo López, José Esteban Medrano y Damaris Sánchez.

También fueron despedidas 30 conserjes que no pertenecían a ningún sindicato y que ya han sido repuestas por las contratadas por la empresa privada Manuquinsa, que ofrece servicios de limpieza a nivel industrial, institucional y hospitalario, a la que ahora Enacal paga.

Ya están capacitando

Sindicalistas que solicitaron que no se publicaran sus nombres, estiman que unos 700 trabajadores serán despedidos en las próximas semanas, y que luego negociarán con ellos la contratación para la nueva empresa.

A pesar de las promesas de recontratación, parte del nuevo personal de Emprosa está siendo capacitado por técnicos de Enacal en las oficinas ubicadas en Las Piedrecitas. La directora de comunicación de Enacal, Xiomara Laguna, indicó que los directivos de esta institución darán a conocer los detalles de la nueva empresa en su momento, y en relación con las denuncias de despido aseguró que sólo se han hecho por causas justificadas, sin embargo, no precisó cuántos despidos registran.

La nueva empresa, creada mediante el Decreto Presidencial 52-2009, publicado el 16 de julio de este año, establece en su primer artículo que “tendrá autonomía funcional y dependerá jerárquica y presupuestariamente de Enacal”.

Ortega usa como referencia el artículo dos de la Ley de Creación de Enacal (Ley 276), y agrega que la Junta Directiva de la nueva empresa será la misma de Enacal.

Esa Junta Directiva está conformada por Herrera; Alberto Guevara, Ministro de Hacienda y Crédito Público; Juana Argeñal, ministra del Ambiente y Recursos Naturales; Alejandro César Rodríguez, Director del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter; Otoniel Argüello, ex Director del Instituto Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, INAA; el arquitecto Eloy Pallaviccini, y la doctora Florenece Levy, en representación de la sociedad civil.