•  |
  •  |
  • END

La necesidad de mayor inversión en el presupuesto de la nación para solucionar las graves deficiencias en salud y educación son las prioridades que debe asumir el gobierno, es lo que recomienda la Federación Coordinadora Nicaragüense de ONG que Trabajan con la Niñez y la Adolescencia, según lo destacó en su informe sobre cumplimiento de los Derechos Humanos de Niñas, Niños y Adolescentes enviado a las Naciones Unidas.

En conferencia de prensa se señala que el informe de Codeni fue remitido al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en septiembre, para que en 2010 se someta al Estado de Nicaragua a revisión, y emitir recomendaciones al respecto, a través del Examen Periódico Universal que la organización mundial de derechos humanos realiza anualmente.

Según el balance presupuestario y previsiones para 2010, la proyección presupuestaria por instituciones para 2010, refleja 312 millones de córdobas menos para el Ministerio de Educación, en comparación con el presupuesto de este año. Esto también afectará a las universidades con 185.2 millones de córdobas menos para ellas.

Gobierno debe definir prioridades

María Jesús Gómez Matus, Secretaria Ejecutiva de Codeni, indicó que están conscientes de que el presupuesto se planifica en concordancia con las recaudaciones fiscales, los préstamos definidos en el exterior, las donaciones y el apoyo internacional al Presupuesto General de la República, entre otros ingresos que tiene el Estado, cuyas proyecciones para el próximo año no son buenas.

“Esto va a causar más impacto en materia de salud, educación y protección especial. Significará que lo más probable es que estos rubros mencionados serán afectados, y consideramos que el gobierno de Nicaragua defina con claridad si dará prioridad a educación y salud. Para garantizar los derechos de la niñez y la adolescencia se necesita priorizar un incremento continuo y sostenido”.

La representante de Codeni comentó que el desarrollo de un país está precisamente en educación y salud, y es la única manera en que la población puede salir del círculo de la pobreza.

Georgina Mendoza, del Consejo de Coordinación de Codeni, señaló que a pesar de que Nicaragua se ha caracterizado por su disposición a suscribir convenios y tratados internacionales. Hasta el momento los mismos no se han convertido en el cumplimiento pleno de los derechos de la niñez y de la adolescencia.

Por tal motivo, en representación de Codeni, recomienda que se apruebe el Código de la Familia, que se abra un diálogo entre las instituciones estatales y las organizaciones independientes para coordinar esfuerzos y ser más eficaces en la lucha a favor de más y mejor educación y salud.

Sistema de monitoreo

Gómez, por su parte, señaló que Codeni, en conjunto con agencias de cooperación y alianzas sociales, han sostenido una campaña en demanda de más y mejor inversión para educación y salud, pero también están trabajando en montar sistemas de monitoreo y seguimiento en el cumplimiento de derechos humanos.

“Tenemos previsto para el próximo año lanzar la plataforma virtual del Observatorio de Derechos Humanos en materia de niñez y adolescencia. En ésta se podrá tener información, datos estadísticos basados en cifras estatales, sobre sus programas y los esfuerzos del Estado nicaragüense en materia de inversión, o dónde está poniendo nuestros impuestos. Será una herramienta eficaz y transparente para apoyar nuestros procesos de cabildeos con los diputados de la Asamblea Nacional, que al final son los que aprueban el presupuesto”, dijo Gómez.