•  |
  •  |
  • END

El blanco de la ley de Reforma Tributaria presentada el jueves en la noche en la Asamblea Nacional, son las empresas del sector privado.

Efectivamente, la totalidad de la reforma persigue un aumento recaudatorio del 1.48 por ciento del Producto Interno Bruto, y el impuesto llamado ahora de pago mínimo, que cambia el adelanto sobre el IR del 1 al 2 y 2.5% para 2010 y 2011, representa 1.34 por ciento de ese total que el gobierno pretende recaudar.

Especialistas consultados expresaron o que se trata de la peregrina creencia de que las empresas pueden soportar semejante impuesto, o es una vía disfrazada de seguir los pasos de Chávez en Venezuela e ir acabando con la empresa privada en Nicaragua.

También golpe demoledor a sectores medios

Si esa propuesta de ley se aprueba sin cambios sustanciales en la Asamblea Nacional, será igualmente un golpe demoledor para los sectores medios del país.

La ley del gobierno establece una escala altísima para el comercio informal, es decir, mercados, medianos y pequeños negocios que pagan renta específica.

Por si fuera poco, se elimina la exoneración del 8% de IVA que tenían los consumidores de 300 hasta mil kilowatts de energía y se remata gravando con 10% los intereses de todos los depósitos con independencia de moneda, plazo o denominación.

Además, la iniciativa de ley establece la retención del 2.5 por ciento para aquellos contribuyentes que transen (comercialicen) bienes agropecuarios primarios; y del 3.5 por ciento para el resto de bienes. “Para los pequeños y medianos productores agropecuarios, la tasa de retención será de carácter definitivo, mientras que para el resto de contribuyentes constituirá una retención a cuenta del IR”, establece la propuesta.

Imposición aplastante

En la iniciativa de ley se establece un impuesto del 10 por ciento para las rentas y ganancias de capital en la que se incluyen los “dividendos pagados o distribuidos y los intereses de todo tipo de depósitos, con independencia de moneda, plazo o denominación, e ingresos por intereses sobre títulos y valores emitidos por el Estado, que será aplicable a los títulos y valores emitidos a partir del año 2010”.

Actualmente, este impuesto del 10 por ciento es aplicado a los depósitos de 10 mil dólares arriba y en moneda dólar, pero con la propuesta gubernamental esa excepción deja de existir y la tasa de impuesto se aplicará a todos los ahorros por igual.

Hasta los préstamos personales gravados

Este impuesto también se aplica a los intereses por préstamos personales, de manera que si una persona presta dinero, el fisco le cobrará el 10 por ciento sobre los intereses que el prestamista cobre al deudor.

En la iniciativa también se establece una tasa de retención progresiva (pago por adelantado) del 1 por ciento al 4 por ciento “para la transmisión de propiedades sujetas a registro público”.

Por otra parte, en la iniciativa de ley se propone eliminar la exoneración del 8 por ciento del Impuesto General al Valor, IVA, a clientes domiciliares que consumen entre 300 y 1,000 kilovatios hora al mes de energía eléctrica.

Desisten de barbaridad de cobrar con cuota al INSS

El gobierno desistió de gravar el salario bruto de los trabajadores, y propuso elevar el techo salarial para el pago del Impuesto sobre la Renta, IR, de 50 mil córdobas anuales, a 75 mil córdobas en 2010, y a 100 mil córdobas en 2011.

En la propuesta de Ley de Concertación Tributaria que presentó el ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Guevara, la noche del jueves ante la Primera Secretaría del Parlamento, el gobierno desestimó su propuesta inicial de aplicar el IR al salario de los trabajadores antes de la deducción del seguro social.

Trampa dice Báez

Como una “trampa dolosa” catalogó el experto en temas fiscales, Julio Francisco Báez, la propuesta de Ley de Reforma Tributaria presentada por el titular del Ministerio de Hacienda, Alberto Guevara, a la Asamblea Nacional.

De acuerdo con Báez, cuando el gobierno anunció la discusión de una Concertación Tributaria, sólo se hacía referencia a la modificación de algunos artículos del actual reglamento, pero 58 días después se presentan 319 artículos para conformar toda una nueva ley.

“Es toda una trampa dolosa porque al principio de todo esto nos presentaron 40 filminas con algunos cambios a la actual Ley de Equidad Fiscal, y ahora nos salen con una transformación completa de la misma, traducida en más de 300 artículos”, sostuvo.


(Con la colaboración de Cristhian Marenco)