•  |
  •  |
  • END

Trabajadores de la construcción que fueron contratados en el proyecto gubernamental “Casas para el Pueblo” de Ciudad Sandino, se presentaron ayer a las instalaciones del Ministerio del Trabajo (Mitrab), para encarar al contratista José Bernabé González, a quien denunciaron por ser el principal responsable de que se les violen sus derechos laborales.

Desde el pasado lunes, González no había dado la cara, evitando responder a las demandas de los trabajadores, hasta que fue citado por autoridades del Mitrab, quienes le exigieron que cumpliera con las prestaciones de los obreros.

“Lo que acordamos con él (González) y las autoridades del Ministerio del Trabajo fue que nos tiene que pagar nuestras liquidaciones, nuestras vacaciones, incluyendo estos seis días que pasamos en huelga. No quedó claro si nos van a pagar nuestro aguinaldo, pero esperamos que sí”, aseveró Yáder Vargas Estrada, dirigente de los 208 trabajadores en protesta.

Despedidos por reclamar

Los obreros decidieron suspender las labores el pasado lunes, para denunciar que el contratista no les estaba pagando el seguro social ni vacaciones, y que recibían pagos poco remunerados, de entre 500 a mil 600 córdobas catorcenal, además de no contar con un servicio higiénico, y no les proporcionaban herramientas para el trabajo.

Sin embargo, el contratista logró su objetivo, ya que las autoridades del Mitrab le permitieron que despidiera a los trabajadores, y determinaron que el proyecto de construcción de las casas estará cerrado por tres meses, porque de lo contrario, éste tendría que pagar ese tiempo no laborado a los obreros.

“Nos despidió sólo porque reclamamos nuestros derechos y porque denunciamos las irregularidades que él cometía con nosotros. Ahora sabemos que va a buscar a otra gente para que trabajé allí”, aseguró Vargas.

Con respecto al pago del Seguro Social, el contratista acordó con el Mitrab no otorgárselo a los trabajadores reclamantes, pero sí otorgárselo a los nuevos empleados que vaya a contratar. Ahora el beneficio de la lucha de los obreros será para otros.

Los trabajadores de la construcción se reunirán mañana domingo con dirigentes del Sindicato de Carpinteros, Albañiles, Armadores y Similares (Scaas), para decidir qué nuevas acciones tomarán y vigilar que se cumplan los acuerdos establecidos en el Mitrab.