Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

En “alitas de cucaracha” quedó la acusación que presentó el Ministerio Público contra José Pilarte Pérez, uno de los cuatro acusados de la presunta comisión de varios delitos que conllevaron a que la empresa Petróleos de Nicaragua S.A., Petronic, fuera estafada por más de un millón de córdobas.

La acusación del Ministerio Público comenzó a “tambalearse”, luego que el defensor de José Pilarte Pérez promoviera un incidente de falta de acción por parte de la Fiscalía.

Petronic S.A. es la empresa que se creó del desmembramiento de la original Petronic, que tomó en concesión la administración de las estaciones de gasolineras durante el gobierno del ex presidente Arnoldo Alemán, bajo la administración de la empresa Glencore.

La maniobra abogadil tiene como propósito que la jueza Sexto Penal de Audiencia, Gertrudis Arias, desestime la acusación presentada por el Ministerio Público.

El principal argumento de la defensa de Pérez, es que funcionarios de Petronic S.A. siguieron manteniendo una relación empresarial en fecha posterior a la que supuestamente se dieron los ilícitos por los cuales acusa la Fiscalía.

La judicial anunció que el próximo martes 20 de octubre dará a conocer su decisión sobre este incidente, y en la misma audiencia resolverá si acepta o rechaza la acusación promovida por el Ministerio Público.

Al término de la maratónica audiencia que se extendió por más de dos horas, la jueza Arias también revocó la orden de captura y la prohibición de salir del país que pendía sobre Mario Vallecillo Ribeiro, otro de los acusados.

Historia de la acusación

Según la acusación de 19 páginas que presentó el Ministerio Público, Vallecillo y Pilarte, además de Hollman Suárez River y Rafael Rizo Bucardo, se coludieron para la presunta comisión de varios delitos con los que estafaron por un millón 564 mil 225 con 72 centavos a la Petronic privada.

Según la acusación del Ministerio Público, Rafael Rizo Bucardo se valió de su cargo para apoderarse de la lista de proveedores, lo cual le facilitaba emitir solicitudes de pagos falsos a nombre de diferentes proveedores, pero los cheques los cambiaban Hollman Suárez y Mario Vallecillo.

En el caso de Mario Vallecillo, cocinero, la acusación fiscal refiere que éste llegó a la referida empresa a retirar cheques falsificando la firma de Ricardo Gómez Díaz, quien le renta un terreno a Petronic S.A.

En lo que se refiere a umberto Pilarte, según la Fiscalía éste recibió dinero como proveedor de servicios que nunca brindó, sin embargo, la defensa mostró los planos que éste hizo para Petronic S.A. para la remodelación de sus estaciones de gasolineras en Masaya y Rivas.