•  |
  •  |
  • END

Pobladores dispensarizados que habitan en los barrios aledaños al Centro de Salud “Francisco Morazán”, ubicado en el barrio del mismo nombre, reaccionaron molestos y denunciaron que las autoridades médicas de ese centro asistencial no les están dando los medicamentos necesarios para tratar sus enfermedades.

El equipo de EL NUEVO DIARIO se plantó por cierto tiempo al lado de la farmacia del centro hospitalario, y confirmó cuando la encargada de entregar los medicamentos revisaba las recetas médicas para posteriormente decirle a los pacientes: “Esto, no hay”.

“Me dijeron que no hay ahorita, yo buscaba medicamentos para el azúcar porque soy diabética, como tengo una infección en la garganta entonces sólo me dieron unas amoxicilinas, pero yo necesito Metropín, Cardomatropina, Levendamina y Atenelol, y ahora tengo que comprarlas porque no hay, aquí cada vez vamos peor”, afirmó doña Yelba Ramírez, de 71 años, habitante del barrio “Francisco Morazán”, quien además padece hipertensión.

Piden medicamentos

Doña Mireya Morales Vanegas, de 58 años, es pobladora del barrio “Francisco Morazán”, y afirma que en ese centro asistencial pasan los días y no terminan de recibir los medicamentos que necesitan. “Uno no se cura con las recetas, nosotros vamos a la farmacia y allí nos dicen “no hay”, entonces damos la vuelta, pasan dos tres días y lo mismo no hay respuesta”, aseveró.

Don Sergio Saavedra padece diabetes, y dijo que “la mayor parte no hay aquí, hermano, de los que necesita la gente la mayoría no tienen en el centro de salud”.

El director del centro médico, doctor Harvin Esquivel, explicó que cada dos meses son abastecidos con medicamentos por el Centro de Insumos Para la Salud (CIPS), pero justificó la falta de éstos por la baja en la cantidad de algunos insumos, aunque no supo precisar cifras.

Largos períodos de desabastecimiento

“Ha habido un período de más o menos tres meses que hemos tenido unas bajas en algunos como la Metformina --que es de los crónicos--, el Estactopril, el Metanodol…, ha habido poca cantidad de abastecimiento”, afirmó Esquivel.

“Nos dan un abastecimiento general y nosotros tenemos una programación, a veces hay, a veces no hay de ese producto. Eso es centralizado. Entonces, cuando hay escasez, hay problemas para decirles a los pacientes, pero por lo general nosotros abastecemos a las farmacias semanalmente”, continúo explicando.

Agregó que ayer se iba a abastecer la farmacia, pero en horas de la tarde, y que durante la semana han llegado más pacientes de lo esperado, por lo cual tendrán que aumentar la cantidad de medicamentos a utilizar semanalmente.