•  |
  •  |
  • Agencias

El Frente Nacional de Resistencia contra el golpe de Estado del 28 de junio en Honduras negó hoy que busquen campos de entrenamiento y armas en los países centroamericanos para derribar al régimen de Roberto Micheletti, como denunció ayer Daniel Ortega en la VII Cumbre del ALBA, en Bolivia. "Eso no es cierto, la coordinación del Frente en ningún momento ha hablado, insinuado o planificado la idea de conseguir armas", indicó Juan Barahona, coordinador general de la resistencia popular que exige la restitución del mandatario depuesto, Manuel Zelaya.

"Dejamos claro que nuestra lucha sigue siendo pacífica, una masa popular que se pronuncia en las calles sin armas", precisó Barahona. El líder informó que hoy la resistencia popular tendrá una asamblea en Tegucigalpa para definir las acciones de los próximos días para seguir exigiendo la restitución de Zelaya y una Constituyente.

Ortega mencionó ayer que hay preocupación en Centroamérica porque la "resistencia hondureña" busca armas y centros de entrenamiento en su país, en Guatemala y en El Salvador. "Existe una gran preocupación aquí en la región porque de la resistencia hondureña están viniendo y buscando armas y campos de entrenamiento, tienen que saberlo", precisó Ortega a sus colegas.

Asimismo, el mandatario venezolano, Hugo Chávez, advirtió en el mismo encuentro que en las próximas horas podría surgir un movimiento armado en las montañas hondureñas para luchar contra el régimen de facto. "Sólo estoy alertando, no soy un instigador", expresó Chávez al advertir de que "nadie se sorprenda si hay un movimiento armado en las montañas de Honduras".

Zelaya, quien desde el 21 de septiembre permanece en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, fue derrocado el 28 de junio pasado. Ese mismo día el Parlamento hondureño decidió nombrar a Micheletti como mandatario hondureño, aunque la comunidad internacional aún no reconoce al gobierno de facto.