Silvia Hernández
  •  |
  •  |
  • END

Marca Móvil S.A., informó que ante los señalamientos públicos, las hostilidades, amenazas y actos de violencia en contra de la compañía y empleados, se ven obligados a la suspensión de operaciones en Nicaragua, para así evitar mayores daños, expresa en un comunicado enviado a este medio de comunicación.

“Esta decisión perjudica nuestros intereses económicos, pero tenemos la intención de que no lesione los intereses de los nicaragüenses que hasta hoy confiaron en nosotros”, señalan. Marca Móvil confirmó que mediante un mecanismo y calendario que está siendo definido por sus abogados corporativos, las cuotas de inscripción a los programas Publimoto y Publiauto serán reembolsados a sus clientes a la mayor brevedad posible.

El calendario de entrega de motos y autos que fueron publicados ha sido cancelado de forma permanente. Asimismo, detalla la circular, que todas las obligaciones financieras serán honradas en un tiempo prudencial, advirtiendo que la compañía atenderá la legislación nicaragüense en el marco del Derecho Internacional, pero que no cederá a “chantajes ni a caprichos de persona o grupo alguno, como se ha pretendido que ocurra”.

También da a conocer que las oficinas de Marca Móvil han sido vandalizadas por delincuentes que arrasaron con equipos, computadoras, documentos, motocicletas en exhibición, etc. Para evitar que se cumplieran amenazas recibidas en contra de nuestros anteriores representantes en Nicaragua y garantizar su seguridad, el mismo ha sido evacuado del país.

Estas amenazas no han sido frívolas; gracias a la oportuna y fortuita intervención de elementos de seguridad, se evitó que una de las empleadas fuera agredida físicamente, aunque sufrió agresiones verbales y amenazas de muerte no sólo en su contra, sino en contra de miembros de su familia, detallan.

Hechos que fueron denunciados ante las autoridades correspondientes y que pondrán a la disposición de las mismas, el material audiovisual y testimonial sobre el origen de las pretensiones de quienes los han amenazado y agredido.

“Nuestra decisión causará enojo e inconvenientes a los clientes que aún no habían recibido un auto o una moto, a ellos dedicaremos nuestro esfuerzo principal, pero quienes ya están en posesión y dominio de motos y autos, serán convocados por sus abogados nacionales para definir la forma en que darán por terminada la mutua obligación contractual”, indica la Compañía Marca Móvil a través de un comunicado.