Tania Sirias
  •  |
  •  |
  • END

La inversión en construcción y reparación de escuelas se verá afectada en 2010, ya que según la asignación presentada por el Ministerio de Hacienda, será de 382 millones, 490 mil córdobas, una cifra inferior en comparación a la que se recibió este año, que correspondió a 639 millones 634 mil córdobas.

El ministro de Educación, Miguel De Castilla, reconoció que este presupuesto es insuficiente para hacerle frente a las más de 15 mil aulas destruidas. Sin embargo, dijo que a través de los organismos de cooperación como Japón, se están construyendo escuelas en el norte del país.

La profesora Lesbia Rodríguez, dirigente de la Unidad Sindical Magisterial, dijo que una forma de hacerle frente a la crisis educativa, es incluir la cooperación del ALBA, y de esa manera se lograría un mejora en las escuelas públicas.

“Si hay dinero para el Consejo Supremo Electoral, para organismos privados, incluso señalados de corrupción, debe haber dinero para educación”, inquirió la maestra.

Autonomía mantenía los centros

De Castilla expresó que el estado de calamidad en que se encuentra la infraestructura escolar en el país, tiene un antecedente histórico, de 20 y 30 años. Las escuelas tienen décadas sin que se les realicen reparaciones. “Al inicio de mi gestión recibí 15 mil aulas destruidas”, señaló el funcionario.

Esta afirmación fue cuestionada por la profesora Rodríguez, quien dijo que si bien antes se le cobraba al alumno, esa cuota se invertía en las escuelas. “Reconozco que hubo abusos de parte de algunos directores, pero la gran mayoría invertía el dinero para el mantenimiento del centro”, expuso la sindicalista.

La maestra afirmó que ahora no hay uno cuota fija, pero los cobros en las escuelas se mantienen por debajera, ya que a los padres se les pide para los marcadores, borradores, y otros materiales didácticos.

“Ahora son los estudiantes quienes se encargan de pintar, rozar el monte, limpiar los servicios higiénicos, y en algunos casos hasta los ponen de porteros, ya que no hay presupuesto en las escuelas para pagar por estos servicios”, indicó la dirigente la Unidad Sindical Magisterial.

La maestra agregó que “la autonomía por lo menos garantizaba que hubiese escobas, mechas para lampazos, tizas y otros productos en las escuelas públicas”, sostuvo Rodríguez.

De Castilla reconoció que “gran parte del apoyo lo reciben de los estudiantes. Es un tesoro que tiene el país para enfrentar los problemas económicos. Si todo quedase en el presupuesto, obviamente este país no avanza”.

No teme huelga magisterial

Otro punto que se abordó con el ministro de Educación es la asignación presupuestaria para 2010, donde la institución recibirá 5 mil 241 millones 405 córdobas, de los cuales, 4 millones 858 mil 914 córdobas serán para gastos corrientes, y 382 millones 490 mil 753 córdobas serán para gasto de capital.

La mayor parte del gasto corriente se invertirá en el pago a los más de 40 mil maestros del país. Sin embargo, el aumento salarial es un tema que aún se encuentra en el tapete. Los dirigentes de la Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua, Anden, afirmaron que el próximo año no demandarán incremento, debido a la crisis económica que afecta el país.

Por el contrario, los maestros aglutinados en la Unidad Sindical Magisterial afirmaron que irán a paro al iniciar el año académico, si el Mined no aumenta el salario, según lo indica la Ley General de Educación.

“No vamos a ceder a nuestros derechos. No estamos de acuerdo con la posición oficialista de Anden. Si no hay aumento nos vamos a paro, porque con el actual salario ya no podemos vivir, está totalmente devaluado”, dijo la profesora Lesbia Rodríguez.

Al respecto, De Castilla respondió que no teme a una huelga escolar, ya que la Unidad Magisterial sólo tiene presencia en dos municipios del país. Además, añadió que hay una vocación en el magisterio nacional, y están dispuestos a enfrentar las peores dificultades.