Fermín López
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Más de mil personas seguidoras del movimiento separatista, que intentaron ingresar por la fuerza esta mañana a la Casa de Gobierno, fueron dispersados por agentes antimotines, quienes se vieron obligados a hacer uso de gases lacrimógenos.

Al complejo autonómico, sede del Consejo y Gobierno Regional del Atlántico Norte, también se arrimaron unos 500 trabajadores del Estado y miembros de la Juventud Sandinista para impedir con palos y piedras la entrada a los manifestantes.

Tras la revuelta, responsables de la salud confirmaron la muerte de Ornes Warner Men, de 75 años, quien falleció a causa de un paro cardiaco. Tanto miembros de la Juventud Sandinista como integrantes del movimiento separatista amenazan con agudizar los enfrentamientos, que persistían esta tarde en diferentes puntos cercanos al Palacio Autonómico en Bilwi.

El Wihta Tara Héctor Williams había dado ayer un plazo de 24 horas para que el gobernador Reynaldo Francis le entregara hoy las llaves de la Casa de Gobierno "por las buenas", pues en caso contrario, lo haría por la fuerza. Sin embargo, los líderes del movimiento independentista caribeño no lograron reunir cerca de 15 mil personas, como habían prometido, para tomarse las instalaciones e instalar un nuevo gobierno.