•  |
  •  |
  • END

La iniciativa de Ley de Reforma Tributaria, presentada por el gobierno, es un “paquete de incongruencias” que se convierte en la propuesta más disparatada y antipopular de los últimos tiempos en Nicaragua, a la vez que es única en América Latina, ya que en lugar de ser anticíclica es procíclica, afirmó el experto en Derecho Fiscal, Julio Francisco Báez.

Según Báez, la propuesta demuestra que el gobierno está “ofuscado y desesperado”, lo cual lo está obligando a cometer errores consecutivos. La iniciativa de 319 artículos no tiene nada que ver con las 40 filminas de la primera propuesta que presentó el Ejecutivo hace un par de meses.

Recaudar a cualquier costo

“Ésta es una de las propuestas más inconsistentes que en medio de una crisis está conociendo América Latina, y creo que gana el Guiness Récord en el continente, porque en condiciones de una crisis, de una recesión, se propone acentuarla, y en ese sentido es admirable la franqueza del gobierno que dice ‘no me interesa otra cosa más que recaudar’, y eso a cualquier costo”, dijo Báez.

El experto indicó que no existe economía ni gobierno en América Latina que promueva una reforma tributaria que lo que haga es afectar la liquidez de las empresas de manera estructural, porque no se puede recaudar más quebrando estructuralmente las fuentes de recaudación.

“Gravar los ingresos brutos de las empresas es una medida procíclica que está impulsando el gobierno, y constituye el 90 por ciento de la reforma, pero además es inconstitucional, y está diseñada para provocar parálisis en el movimiento de la economía”, dijo Báez.

“Recordemos que ya existía y está vigente el 1 por ciento sobre los activos totales, que es una forma de pago mínimo del Impuesto Sobre la Renta, y dice la ley: si usted va a pagar poco IR o no va a pagar IR porque tuvo pérdidas, sepa que tiene un piso del que no puede pasar, y es que va a pagar el 1 por ciento de esos activos totales, y si su IR es menos que eso, pues lo siento mucho, usted debe pagarme”, añadió.

Explicó que la ley actual dice que no van a pagar el IR mínimo las empresas cuyos activos sean inferiores a 150 mil dólares, pero ahora en la propuesta se incorpora un paralelo, del cual el más alto es el que va a pagar el contribuyente, y es el 2 por ciento en 2010 sobre los ingresos brutos, independientemente de lo que gane, y en 2011 va a pagar el 2.5 por ciento. En la actualidad el 1 por ciento no lo pagan las Pequeñas y Medianas Empresas, Pymes, en gran medida, porque sus ingresos son menores a 150 mil dólares, pero con la propuesta no se escapan y se convierten en blanco prioritario.

“En la propuesta, aunque las Pymes tengan 50 mil, 10 mil o un mil dólares de ingresos, tienen que pagar sobre sus ingresos brutos”, dijo.

“Esto” --ejemplificó—“quiere decir que si alguien tiene un millón de córdobas en ingresos y casi gasta esa cantidad en su proceso de producción, el gobierno le va a decir: no me interesa, me pagás el 2 por ciento del millón”.

Otras contradicciones

Báez consideró inconstitucional la propuesta, porque grava la renta bruta, por un lado, y el IR en la renta neta, es decir, se afecta el mismo hecho generador, en otras palabras, lo que hace nacer la obligación de pagar el impuesto, en resumen: una doble tributación sobre un mismo hecho, una misma causa que genera obligación tributaria, los dos colgados de un mismo impuesto.

“Esto es más que irresponsabilidad, es un disparate nunca visto, porque es como decir: necesito ordeñar la vaca, pero también me quiero comer el filete, lo cual es imposible, porque esa complejidad con la que nos están empaquetando este adefesio, va de lo sublime entre comillas a lo ridículo sin comillas”, señaló.

Asimismo, añadió que entre lo absurdo presentado en la propuestas se ignora el mundo tributario municipal, es decir, no existen los municipios ni las alcaldías, porque en la propuesta en 319 artículos que prácticamente se convierte en una nueva ley, no existe el poder local ni se hace mención de ellas.

El fin

El experto afirmó que la presentación de la propuesta lo que busca es hacer más complejo el sistema de tributación.

El gobierno renuncia al capital humano y cree que entre más artículos ponga en una ley, logrará más recaudaciones, y no existe ningún tipo de medida para recalibrar, revalorar y recapitalizar a los recursos humanos, pues se va a imponer el 1 de enero de 2010, y no la conocen la Dirección General de Ingresos ni los administradores tributarios, menos los contribuyentes.

Atrocidades impositivas

“Esto deberían publicarlo y explicarlo, porque hay cosas muy graves, porque cometen la atrocidad de gravar las pensiones, de afectar los ingresos a los que por rendimiento tienen derecho los trabajadores, que se le había arrancado a la Administración Bolaños y ahora lo cercenan”, aseguró.

Esto último lo explicó de la siguiente forma: Están considerando rentas de trabajo un ingreso por rendimiento que no está gravado según el artículo 11 numeral 3 de la Ley de Equidad Fiscal, que dice: ‘son ingresos no gravables las indemnizaciones de cualquier índole laboral’, eso quiere decir, que si hay un reconocimiento meritorio, que es una forma de indemnización no sólo para resarcir un daño, sino por mérito como la antigüedad que señala el artículo 45 del Código Laboral (no se debe gravar).

“Hasta hoy eso ha sido un ingreso no constitutivo, pero el gobierno se encarga con esta propuesta de meterle el puñal, cuando dicen de manera taxativa en el artículo 9 del proyecto de ley, “que se considera renta de trabajo reconocimientos al desempeño”, es decir, otra medida antipopular”, dijo el experto.

Un nuevo año fiscal

Otra de las situaciones increíbles, según Báez, es la creación de un nuevo año fiscal, porque dicen que el segundo semestre de 2009 ya no va a formar parte del año fiscal que va del 1 de julio de 2009 al 30 de junio de 2010, sino que ahora se cambian las reglas, y dicen que como viene una nueva ley, se va a estrenar con el año calendario, y con el presupuesto de ese período, y el segundo semestre de 2009 se declarará con el régimen anterior, es decir, en Navidad, con ganancias de la época para pagar el IR y supuestamente salir bien.

El año fiscal va a ser del 1 de enero al 31 de diciembre de 2010, es decir, se va a pagar hasta en 2011, lo cual, señaló Báez, es un contrasentido, porque los ingresos del presupuesto --los 1,800 millones de córdobas-- se están proyectando para 2010.

“Esto requiere una movilización nacional, de una discusión nacional, y debemos abocarnos a otras propuestas alternativas como la hecha en el foro de hace unas semanas, que son viables para cumplir con el FMI sin hacer semejantes disparates”, dijo.

Lo positivo

Algo positivo es que en la propuesta se elimina el 0.5 por ciento de impuesto a la producción de leche, que se aprobó en la Asamblea, se reglamentó por el Presidente aun cuando había otra ley que la derogaba, pero nuevamente lo elimina, “es decir, está muerto”.

Lo otro es que en el artículo 284 el gobierno se compromete a publicar las exoneraciones persona a persona y bien exonerado a bien exonerado y costo de la exoneración.

En el artículo 288 se comprometen a publicar el balance de ejecución presupuestaria trimestral de la recaudación, que hasta ahora es secreto de Estado, cumpliendo el principio de publicidad.

Retoman la Ley Arce

El experto en Derecho Fiscal hizo hincapié en la intención del Ejecutivo de retomar en la propuesta la denominada “Ley Arce”, que inconstitucionalmente grava con impuestos los insumos para los medios de comunicación.

En el artículo 281 de la propuesta se insertó otra vez la norma recurrida de amparo ante la Corte Suprema, que establece reconocer las exoneraciones por montos en atención a sus ingresos, lo que violenta la Constitución, que no establece limitaciones cuantitativas.