Mauricio Miranda
  •  |
  •  |
  • END

La aplicación de cualquier impuesto sobre las pensiones que reciben los jubilados nicaragüenses, violaría la Ley de Seguro Social, la ley que concede beneficios adicionales a los jubilados, la Ley del Impuesto sobre la Renta y la Constitución Política de Nicaragua. Al mismo tiempo sería un “golpe demoledor” para los pensionados, afirmó Donald Castillo, representante de la Asociación de Jubilados y Pensionados Independientes de Nicaragua, Ajupin.

La afirmación del representante de la asociación de jubilados ocurre luego de la advertencia que hizo el economista Adolfo Acevedo sobre el anteproyecto de reformas tributarias que impulsó el Ejecutivo, y que ahora se encuentra en la Asamblea Nacional.

Acevedo dijo, tras haber efectuado un análisis sobre el anteproyecto, que “en la propuesta de ley del gobierno ya no aparecen exentas las pensiones que los jubilados reciben del INSS”.

Sería demoledor

“El golpe sería demoledor, porque los productos de primera necesidad ya andan por arriba de los 10 mil pesos, y a una persona que se gana una pensión de tres mil pesos lo vendría a afectar tremendamente”, señaló Donald Castillo.

Dijo que la aplicación de impuestos sobre las pensiones, violaría la Ley 160, ley que concede beneficios adicionales a los jubilados, “porque las pensiones están exentas de impuestos”. “Nosotros los jubilados no pagamos ningún impuesto sobre nada, entonces estarían violando la ley”, aseguró.

Habla la CST

Por su parte, Roberto González, Secretario General de la Central Sandinista de Trabajadores (CST), aseguró que dicha organización sindical defenderá los derechos de los empleados, ante la tentativa de aplicar impuestos al treceavo mes de los trabajadores, así como las indemnizaciones establecidas en el Código del Trabajo, advertencia que igualmente expresó Acevedo.

“La propuesta nuestra es proteger el salario real de los trabajadores. Aquello que signifique derecho adquirido en la Seguridad Social, derecho adquirido en el aguinaldo, que signifique derecho adquirido en pago tributario que pueda ampliarse para fortalecer el salario de los trabajadores, ese es el planteamiento que estamos defendiendo hasta este momento”, dijo González.

“Bola de trapo”

En tanto, Omar Cabezas, Procurador de Derechos Humanos, calificó como “una bola de trapo” los planteamientos de Adolfo Acevedo.

Al ser consultado sobre el tema, Cabezas respondió que no conocía el anteproyecto de reforma tributaria, por lo que no hizo mayores comentarios. “He oído la noticia, pero no me voy a tirar sobre esa bola de trapo. Primero voy a leer, me voy a empoderar, y luego voy a reaccionar. Voy a preguntar en la Comisión Económica (del Parlamento)”, respondió el funcionario.


(Con la colaboración de Tania Sirias)