•  |
  •  |
  • END

Cerca del casco urbano de la ciudad de Rivas y en lo más alto del barrio Las Piedras, 170 alumnos de primaria le dan vida al Colegio “Rafaela Herrera”, pero los estudiantes de cuarto y quinto grados llegan a recibir el pan del saber en aulas que parecen deteriorados gallineros, y las mismas pueden representar un peligro para ellos, si las autoridades correspondientes no les dan una pronta solución.

La niña Scarlett Largaespada López, de once años y estudiante de quinto grado, manifestó como presidente estudiantil de dicho colegio, que para los estudiantes es una prioridad la reconstrucción de las aulas de cuarto y quinto grados, “porque como se puede ver, ya están dañadas, una parte del piso es suelo, las puertas no sirven, al igual que las mallas y madera”, expresó.

En dicho centro laboran ocho docentes, y según la profesora María Elena Calderón, desde 2001 han venido realizando gestiones ante los gobiernos municipales y centrales de turno, “pero al centro escolar sólo vemos llegar la visita y salida de los diferentes delegados del Ministerio de Educación. En concreto, nunca se ha hecho nada”, detalló.

La preocupación de los docentes y padres de familia es tal que aseguran que están elaborando dos cartas para enviárselas al titular del Ministerio de Educación, Miguel De Castilla, y en ella le explicarán el pésimo estado de las aulas y en especial las ubicadas en el pabellón de madera y malla con el que se inició el centro escolar, en 1991.

En la actualidad, el colegio consta de tres pabellones, y uno de ellos se reconstruyó en 1996, gracias a la cooperación de una ONG, y en 1998, con el entonces Ministro de Educación, José Antonio Alvarado, se construyó un nuevo pabellón.

Alcaldía programó restauración

A inicios del presente año, la comunidad del barrio Las Piedras tuvo la esperanza de que a sus hijos se les reconstruiría el pabellón de madera y malla, ya que en el plan de inversión de la Alcaldía de Rivas, se destinó 600 mil 500 córdobas para la construcción de un nuevo pabellón multiusos.

Sin embargo, los colegiales de cuarto y quinto grados culminarán su año lectivo en el viejo edificio tal como iniciaron. Según la concejal Geraldine Núñez, el proyecto de la construcción del pabellón estaba en el plan de inversión de la municipalidad, pero según ella, la obra no se pudo ejecutar debido a la baja en las recaudaciones y al recorte en las transferencias municipales, “pero en 2010 será un proyecto prioritario”, concluyó.