•  |
  •  |
  • END

Los magistrados PLC de la Corte Suprema de Justicia calificaron de “remedo de resolución de Amparo” a la sentencia firmada ayer por magistrados orteguistas, que forman parte de la Sala Constitucional, quienes por medio de una sentencia de Recurso de Amparo ordenan al Consejo Supremo Electoral permitir que Daniel Ortega corra como candidato a la presidencia en los comicios de 2011.

El magistrado Manuel Martínez, Presidente de la CSJ, también calificó de una “asonada” la sesión que realizaron el lunes pasado los seis magistrados oficialistas.

“Lo que se produjo fue una asonada, en la cual seis magistrados de este supremo tribunal dictaron un remedo de resolución de amparo referente a un derecho fundamental que, de ninguna manera, nuestra Constitución y sistema jurídico electoral los vulnera”, expresó Martínez.

Ortega sigue inhibido, dice

El magistrado también mencionó que Ortega está completamente inhibido, según el artículo 147 de la Constitución, para ser candidato de las próximas elecciones. “A eso nos queremos referir, que ese remedo de resolución que se emitió ayer es ilegal, inexistente e inoperante desde todo punto de vista”, recalcó el magistrado.

Los magistrados PLC también mencionaron vicios de forma y fondo de la sentencia. En la forma criticaron cómo convocaron a Sala en horarios no establecidos como laborales, y la forma como notificaron y formaron sesión, pues no notificaron al magistrado Sergio Cuarezma, pues lo creían fuera del país.

“La Ley Orgánica del Poder Judicial es clara, lo mismo que la normativa sobre la forma como se convoca una Sala, no es cosa de que te van a llamar de manera irregular. El día de hoy amaneció bajo la puerta de las oficinas de varios magistrados la cédula donde se convocaba a una supuesta reunión ayer, la dejaron cuando todos ya se habían ido. Esto vicia cualquier intento o resolución que se quiera tomar bajo esa forma”, dijo Martínez.

Los ausentes

El magistrado Iván Escobar Fornos aseguró que se fue a la 1 y 15 de la tarde y no había recibido ninguna notificación, y que se fue porque hubo un apagón de energía eléctrica que tardó más de lo acostumbrado. Además, existe un acuerdo de Consejo, que los horarios son de 8 de la mañana a 1 de la tarde.

“Como a la 1: 15 de la tarde me fui, porque la luz se fue y los módulos son oscuros. Además, ya había concluido las horas laborables y no esperaba ninguna notificación, pues las reuniones de sala son los miércoles, y convocan a través de las secretarias. Me di cuenta de la notificación por la radio, y no hice caso porque jamás me imaginé que pasara eso”, expresó el magistrado Escobar.

Por su parte, el magistrado Sergio Cuarezma, también miembro propietario de la Sala Constitucional que no fue convocado, aseguró que se fue a las 12 del medio día y que nadie le notificó nada. “Ahora me doy cuenta por qué no recibí notificación”, dijo Cuarezma, quien lamentó la situación en que ha caído la Corte.

“Quiero expresar mi desolación por este tipo de actos, porque es un golpe al Estado de Derecho, a la democracia; porque se han alterado las normas básicas de todo juego democrático”, dijo el magistrado.

No se puede atar a Constitución Política

El magistrado Cuarezma se refirió a las irregularidades de fondo de la sentencia orteguista, ya que ésta se refiere a supuestas contradicciones entre artículos de la Constitución, el primero referente al principio de igualdad, y el artículo 147 de la Constitución sobre prohibir la reelección.

“Ya lo dijo la CSJ en 1996, mediante resolución, cuando se recurría en contra de la Constitución Política: no se puede atacar de inconstitucionalidad a la Constitución, pues sería equipararla a una ley ordinaria, y sus disposiciones sólo pueden ser reformadas total o parcialmente, mediante los procedimientos y requerimientos consignados con las mismas y por el órgano competente y facultado para ello: la Asamblea Nacional”, finalizó el magistrado.

La única instancia que puede alterar este tipo de reglas es la propia sociedad a través de la institución competente que es la Asamblea Nacional; en este sentido, no sólo hay vicios de forma, sino de fondo, que hacen que la resolución no sea susceptible a ser obedecida, explicó el magistrado Cuarezma.

“Se dice que toda resolución del Poder Judicial es de ineludible cumplimiento y se debe acatar, pero no hablamos de una resolución que sale al margen de la Constitución, dictada por seis personas que se atribuyeron facultades de la Asamblea Nacional. Ese tipo de resolución no se puede acatar”, dijo el magistrado.

Mientras tanto, Martínez dijo: “No tengo las armas ni la fuerza pública para no obedecer esa resolución, pero hay canales de la vía nacional e internacional que van a permitir o deben permitir que estas intentonas no se lleven a la realidad”.

Más pérdidas para Nicaragua

Además, dijo el magistrado presidente: “Los organismos internacionales deben tener en cuenta las maniobras que se están haciendo para lograr algo que la Constitución prohíbe. Con las irregularidades de las elecciones municipales, Nicaragua perdió ayuda, y este golpe a la Constitución, de mayor envergadura, si no actuamos de manera responsable, podremos llevar al país al caos”.

El magistrado Martínez, al ser cuestionado sobre si ellos estaban de acuerdo con los magistrados orteguistas y se ausentaron para dejarles el camino libre, dijo: “Quiero despejar cualquier duda o sospecha (en cuanto a) que nosotros estamos en connivencia. No hemos estado ajenos a la situación, ni mucho menos negligentes”.

El magistrado Antonio Alemán, hermano de Arnoldo Alemán, dijo que los magistrados sandinistas habían asaltado la CSJ como hicieron con el país en los años 80, y se deshizo en insultos, llamándolos ladrones y torturadores.

“Que se prepare la oposición”

Mientras tanto, el magistrado Rafael Solís aseguró de nuevo que la sentencia es totalmente legal, y que cualquier organismo internacional que venga al país lo que hará es “bendecirla y ratificar que todo se hizo con la legalidad del caso, de manera que pueden decir lo que quieran”.

Además, cuestionó por qué los magistrados liberales están reclamando, si ellos hicieron igual para sacar la sentencia de Arnoldo Alemán, donde lo sobreseen de toda acusación.

“Cuando ellos hicieron una sentencia en enero, aprovechando que una magistrada estaba enferma y otra fuera del país, para sacar a Alemán, según ellos fue la sentencia más legal del mundo, y allí hicieron lo mismo, citaron muy de mañana e incorporaron al magistrado Iván Escobar en sustitución de la magistrada Ligia Molina, para ser mayoría”, recordó Solís.

Respecto a la hora, Solís asegura que los magistrados mandaron una comunicación a la administración que a los magistrados no se les aplicara el horario, porque si no trabajaban de 8 a 4 no sacaban el trabajo.

Si unos se van antes es su problema.

Además, hay precedentes como el caso de Haroldo Montealegre, de José Antonio Alvarado y de Bolaños Davis, por la nacionalidad.

“Ya todo mundo sabe que el comandante va de candidato para 2011, y que se prepare la oposición para esas campañas electorales”, señaló el magistrado orteguista.