•  |
  •  |
  • END

Como una “imprudencia y una precipitación” de la Sala Constitucional de la CSJ, calificó ayer el ex embajador Adolfo Evertz Vélez la forma cómo los magistrados orteguistas “bypasearon” el artículo 147 de la Constitución Política para allanarle el camino de la reelección al presidente Daniel Ortega.

El ex diplomático y ex dirigente del Partido Socialista (PSN), en declaraciones formuladas a END, dijo que la resolución emitida por esa Sala de la CSJ no es ni política ni jurídicamente ajustada a la realidad. “Me parece que esto puede conducir a actos de violencia en el país”.

Advirtió que cuando se inician actos de violencia, uno puede saber cómo empiezan, pero nadie sabe ni cuándo ni cómo terminan. “Me parece que ese paso que dio la Corte Suprema de Justicia es sumamente peligroso para Nicaragua”.

Dijo que ese paso también vendrá a radicalizar a la oposición, y “¿acaso no luchamos contra la reelección?, y ahora, ¿por qué va a ser válida la reelección?”, se preguntó Evertz Vélez, quien fue embajador de Nicaragua en la Unión Soviética en tiempos del gobierno de doña Violeta Chamorro.

Recordó que en el caso histórico de Nicaragua, casi “todos los intentos de reelección --y eso lo señaló el doctor Danilo Aguirre en su editorial publicado ayer por EL NUEVO DIARIO-- han terminado en derramamientos de sangre. Ojalá que esto no le vuelva a pasar a Nicaragua, por lo que hay que recapacitar”.

Crisis económica y radicalismo

Dijo que ese peligro latente también lo está alimentando la situación económica que está viviendo la mayoría de los nicaragüenses, y “no podemos estarla justificando con la cuestión que hay una crisis internacional”.

Con respecto a la reforma tributaria (la espada de Damocles contra los nicaragüenses), el ex embajador dijo que eso es una barbaridad, sobre todo el caso de gravarle las pensiones a los jubilados.

“Nadie se había atrevido a eso, ni Somoza. Es increíble lo que está pasando en Nicaragua, y si lees bien algunas declaraciones de sindicalistas del sandinismo, demuestran que hay una división seria entre ellos”, añadió Evertz.