•  |
  •  |

Nuevas movilizaciones de los grupos de choques afines al gobierno de Daniel Ortega se realizaron esta mañana luego que los magistrados sandinistas de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, aprobaran una resolución que abre la puerta para que el presidente pueda ser reelecto en su cargo en 2011.
 
Desde tempranas horas de hoy alrededor de unos 30 jóvenes se plantaron frente a las instalaciones de la CSJ portando mantas con mensajes que benefician al mandatario nicaragüense y con actitud violenta y amenazadora en contra del equipo de El Nuevo Diario.

Al momento que el fotógrafo Lisandro Roque se disponía a tomar una fotografía a los simpatizantes sandinistas, dos de éstos, quienes no se quisieron identificar, rápidamente corrieron hacia él para decirle que no podía tomar la foto y amenazarlo con que iba a haber problemas si no la borraba.

-    “Borra esa foto loco, evitemos los problemas”, señaló un joven gordo y de mediana estatura.
-     Si es a la manta que les estoy haciendo foto, así como hay muchas mantas en Managua yo puedo hacerle foto-, respondió Roque
-     Evitemos los problemas, reiteró el joven.
-    ¿Por qué no podemos hacer una foto? preguntó el reportero
-     Por que no quieren los compañeros, afirmó con tono prepotente el chavalo
-     Estamos en la vía pública, respondió el periodista
-    ¿Cuál es el motivo de su presencia aquí en la Corte? preguntamos
-     Nadie va a dar declaraciones aquí tampoco, respondió otro de ellos, luego que se le sumaran unos cinco muchachos más.
-     Los vamos a “turquear”, dijo desde lejos otro de los participantes.

Luego nos retiramos un poco y nos acercamos hacia donde estaban oficiales de la Policía resguardando las instalaciones de la CSJ, desde ese lugar Roque siguió haciendo fotos y los grupos de choques pretendían ocultar su identidad bajándose las gorras o escondiéndose detrás de los árboles.

Un oficial de la Policía estimó que los simpatizantes sandinistas estaban plantados en ese lugar para bloquear cualquier protesta de miembros de la sociedad civil en contra de la reelección presidencial.