Luis Galeano
  •  |
  •  |
  • END

Las remesas que los nicaragüenses que residen en el exterior y que mes a mes envían a sus familiares en el país, están amenazadas con ser gravadas, de acuerdo con el artículo 10 de la propuesta de Ley de Reforma Tributaria, presentada por el gobierno, advirtió el economista Adolfo Acevedo.

La propuesta de reforma presentada por el Ejecutivo ha sido fuertemente criticada por diversos sectores del país, que la han calificado de “incongruente y antipopular”, por ser procíclica y gravar rubros delicados, como las pensiones a jubilados del INSS, entre otras cosas.

Entrada vital a la economía

Durante la última década, las remesas familiares reportan a Nicaragua ingresos por unos 800 millones de dólares anuales, equivalentes al 50 por ciento del valor total de las exportaciones.

El artículo 10 de la propuesta que encierra “Puntos de conexión de rentas del trabajo de fuentes nicaragüenses”, señala que “también se consideran rentas del trabajo de fuente nicaragüense, las provenientes de: el trabajo realizado fuera del país por un residente nicaragüense que sea retribuido y que redunde en provecho de otro residente nicaragüense o un establecimiento permanente de un no residente situado en el país”.

Según datos del Banco Central de Nicaragua, el país percibió 390.2 millones de dólares en concepto de remesas durante el primer semestre de este año, frente a los 408 millones captados en igual período de 2008, es decir, hubo una disminución de 4.4 por ciento, reduciendo hasta en un 19 por ciento el poder adquisitivo de las familias beneficiarias.

La entrada de remesas a los países centroamericanos y a República Dominicana, caerá este año más de 1,000 millones de dólares, prevé una alta funcionaria del Secretaría de Integración Económica de Centroamérica (SIECA).

No son los que trabajan en embajadas o locales extranjeros

El artículo 10 de la propuesta indica en su acápite tres la situación de los nicaragüenses que trabajan en sedes diplomáticas en el exterior.

Se consideran rentas de trabajo de fuente nicaragüense “los sueldos, bonificaciones, dietas, viáticos y otras remuneraciones que el Estado, las municipalidades y demás entidades públicas paguen a sus funcionarios o empleados en el exterior”.


Rentas del trabajo gravadas y exentas según la propuesta de reforma tributaria
El denominado Impuesto sobre las Rentas del Trabajo gravará con una escala progresiva de tasas que irán del 10% al 30% las siguientes rentas, ya sea que se reciban en dinero o en especie:

*Sueldos
*Zonaje
*Antigüedad
*Bonos
*Sobresueldos
*Sueldos variables
*Reconocimientos al desempeño
*Aportes del empleador a favor del trabajador para fondos de ahorro y pensiones distintos de la seguridad social
* Cualquier otra forma de remuneración adicional, en dinero o en especie.

Además, gravará:

* Prestaciones percibidas de los distintos sistemas de seguridad social, como pensiones y jubilaciones.
* Prestaciones recibidas de fondos de ahorro y pensiones distintas a la seguridad social.
* Las subvenciones a título personal, pensiones especiales, rentas vitalicias laborales y cualquier otro ingreso personal percibido o no de una relación laboral previa.
* Las cantidades que se les paguen o acrediten, en razón de su cargo, a los representantes nombrados en cargos de elección popular y a los miembros (?) de otras instituciones públicas
* Las retribuciones de los administradores y miembros de los órganos de administración y demás miembros de otros órganos representativos de sociedades anónimas u otros entes jurídicos.
* Las retribuciones de quienes trabajan en actividades sin fines de lucro
* Las remuneraciones de representantes diplomáticos y consulares