Luis Galeano
  •  |
  •  |
  • END

El presidente de la Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina Canicarne, Onel Pérez, advirtió que si la construcción de dos mataderos de parte de Albalinisa no es acompañada de inversiones para aumentar el hato, su beneficio sería nulo para el país y más bien perjudicaría al gremio.

El presidente de Canicarne indicó a sus agremiados había oído rumores que Albalinisa construiría mataderos para ganado bovino en Nicaragua, pero que nadie les había informado formalmente del asunto, hasta las declaraciones públicas de Rafael Paniagua.

Lo indicado

“Estas nuevas inversiones deberían venir acompañadas de otras inversiones que resulten en un aumento de unas 180 mil reses anuales adicionales a la producción normal”, estimó Pérez.

“Si no fuese así, el beneficio de las inversiones en estas dos plantas es prácticamente nulo para el país, y podríamos decir que más bien hay un efecto negativo”, añadió el titular de Canicarne, pues se disminuiría la demanda de servicios a los cuatro mataderos existentes, afectándoles directamente en sus economías.

A Pérez le resultó obvio que la operación de los nuevos mataderos por parte de Albalinisa, tendrá como objetivo principal exportar a Venezuela la misma carne que actualmente exportan las cuatro plantas que ya existen.

El golpe a los mataderos existentes

Pérez dijo que “al retirársele las compras de carne a las plantas ya existentes, se les crearía un vacío en su producción y provocaría un menor uso de su capacidad instalada, lo que equivaldría a que éstas enfrentarán un mayor costo de operación”.

A esto añadió que de los cuatro mataderos existentes, algunos han hecho inversiones importantes para ampliar su capacidad productiva, y otros están por finalizar ampliaciones en noviembre de este año y en enero del próximo, todo con miras a atender la demanda del mercado venezolano que ha ido creciendo.

Ojo con los precios

Onel Pérez recordó que el precio que pagan los mataderos a los ganaderos por su ganado resulta de la ponderación de precios de los diferentes mercados en que vende carne Nicaragua. Existen mercados buenos y otros, que, aunque menos atractivos, son necesarios para poder colocar toda la producción nacional ganadera.

“Indudablemente que con estas nuevas plantas, cuya capacidad es mediana, el ganadero tendría más opciones para vender su ganado, y es posible que Albalinisa hasta les pague a mejor precio, porque destinaría la carne sólo a Venezuela, que es uno de los buenos mercados”, estimó.

Sin embargo , sostuvo Pérez, como Venezuela se lleva sólo parte de la producción de carne nacional, los ganaderos en general, a la postre, van a recibir menos por su ganado, porque los precios de compra del ganado de los otros mataderos tendrán que reajustarse para reflejar en su ponderación la falta de venta en uno de los mercados atractivos, y, además, otro ajuste para mitigar el efecto negativo en los costos que les causaría el menor uso de la capacidad instalada causado por la competencia de Albalinisa.