Martha Vásquez Larios
  • |
  • |
  • END

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Manuel Martínez, aseguró que el dinero proveniente del narcotráfico y del crimen organizado, a través de sentencias judiciales, no va a parar al “Fondo de retiro” de los magistrados y demás funcionarios de ese Poder del Estado, sin embargo, se maneja que ésa es una decisión del consejo del que él es parte.

“Como presidente de la Corte Suprema de Justicia y miembro del Consejo de Administración y Carrera Judicial, no he aprobado nada. Para eso está la Ley 285 (Ley de Sicotrópicos); lo demás es un atropello más a la Constitución y a las leyes de parte de los magistrados orteguistas”, expresó el magistrado Martínez.

“Todos en el mismo plato”

Esta semana el administrador de la CSJ, Róger Espinoza, aseguró que ese dinero proveniente del narcotráfico y crimen organizado, va a parar al fondo para jubilar a los magistrados y demás funcionarios de carrera judicial mayores de 60 años, pues así lo dispone la Ley 501, Ley de Carrera Judicial.

“Los ingresos provenientes de causas judiciales penales relacionados con sicotrópicos y crimen organizado y toda esa historia... lo que hay es una disposición que la establece la Ley 501, Ley de Carrera Judicial. Establece que el dinero proveniente de estas cosas debe pasar a formar parte de lo que se denomina un fondo social, que se va creando para en el futuro ir coadyuvando a funcionarios que cumplan los 60 años, de tal manera que se va creando un pequeño fondo”, expresó Espinoza.

Además, aseguró el funcionario, “efectivamente parte de esos ingresos no los dispone la Corte para nada más que la incorporación en el fondo social que está previsto en la Ley 501”.

Según la Ley de Carrera Judicial, es el Consejo el que tomará las decisiones administrativas del Poder Judicial y está integrado por Manuel Martínez, Alba Luz Ramos, Edgar Navas y Marvin Aguilar, este último, junto al vicepresidente de la CSJ, magistrado Rafael Solís, ha admitido que el dinero incautado a narcos y al crimen organizado va a parar al “fondo de retiro” por decisión del Consejo.

También fiscalía

No sólo la CSJ utiliza este dinero para fondo de sus trabajadores, lo hace también el Ministerio Público, así lo confirmó en meses anteriores el fiscal general de la República, Julio Centeno.

El 60 por ciento del dinero proveniente de la narcoactividad, asignado al Ministerio Público, es destinado al Fondo de Retiro de fiscales y demás trabajadores de esta institución, aseguró Centeno en abril pasado.

Centeno también informó que el capital semilla sería de 4 millones de córdobas provenientes de la narcoactividad, más otros 4 millones de córdobas que tendrían el mismo origen, pero cuya asignación sería aprobada en la Asamblea Nacional.

“Esos 4 millones provienen del narcotráfico, de lo que se nos ha asignado según las leyes, y creemos que es la forma más honrada de administrar ese dinero, porque los que están metidos en largas investigaciones son la Policía y la Fiscalía, y hay que reconocerles”, expresó en su momento Centeno.

El 40 por ciento restante de lo asignado a la Fiscalía, a través de la Ley 285 (Ley de Estupefaciente, Psicotrópicos y Otras Sustancias Controladas), según Centeno, se utilizará en compra de otros artículos mobiliarios.