Lésber Quintero
  • |
  • |
  • END

Más de una decena de rivenses se sumaron a la lista de víctimas de la millonaria estafa cometida por la empresa de servicios publicitarios Marca Móvil S.A., ya que viajaron hasta Managua en busca de motos y hasta de vehículos sin imaginarse que todo era un engaño.

Una de las víctimas es Noel Ramón Sevilla Cortez, quien al conocer de la supuesta oferta de Marca Móvil solicitó en un banco un préstamo de dos mil dólares, para luego trasladarse hacia las oficinas de esta empresa que estaban en Managua y pagar por un vehículo marca Chevrolet Spark.

Según Sevilla Cortez, la visita a dicha empresa la hizo el 21 de septiembre y señala que quien lo atendió fue la joven Natyelly Salgado. Los dos mil dólares los entregó a la cajera Aura Montalván. Agregó que se enteró de la supuesta ganga por medio de un lavado de motos que tiene su hijo. “Llegaron a lavar una motocicleta Pulser que en el mercado cuesta dos mil dólares y el dueño nos dijo que se la habían vendido en 500 dólares y que era parte de la oferta de Marca Móvil”, contó.

Atraído por la ganga, Sevilla Cortez visitó las oficinas centrales de Marca Móvil en la capital y entregó sus dos mil dólares por un auto que nunca llegó.

Otra víctima fue Justo Urbina, quien también confió en la honradez de la empresa y se trasladó a Managua para entregar 400 dólares, precio por el cual quedaron de entregarle una moto Discovery 135. Según Urbina, él entregó dicho dinero el 11 de agosto y dos meses después supo del engaño.

En la lista de víctimas de Rivas también está un policía que prefirió omitir su nombre. El oficial cayó en la trampa de Marca Móvil el nueve de septiembre, día en que entregó a Natyelly Salgado700 dólares por la compra de dos motocicletas 125 que se las valoraron en 350 dólares cada una. El complemento sería pagado con publicidad.

En la lista de estafados también aparecen Mario Torres y Rubén Antonio Lozano, quienes entregaron 500 dólares cada uno para adquirir motos.