• |
  • |
  • END

La agresión de la que fueron víctimas tres mujeres miembros del Movimiento Autónomo de Mujeres, MAM, por agentes de la Policía Nacional de León, entre ellas la periodista Patricia Orozco, es vista por organismos locales vinculados a los derechos ciudadanos como “parte de un plan de violencia”, “orquestada” desde el Gobierno precisamente por la labor que realizan.

Juanita Jiménez, representante del MAM, indicó a EL NUEVO DIARIO que no descarta que el hecho descrito obedezca a un “plan escalonado” de violencia contra el MAM, uno de los grupos más críticos del Gobierno.

“Hemos estado sometidas a hostigamientos y abusos. Desde el 10 de octubre (del 2008), fecha en la que nos allanaron la oficina por campaña del gobierno, hemos visto y hemos denunciado distintos momentos de situaciones peligrosas, y por eso fue que fuimos (el viernes pasado) a hablar con la jefatura de la Policía, donde estuvo presente la primera comisionada Aminta Granera”, alertó.

Jiménez, incluso, recordó que uno de los objetivos del encuentro era “advertir de la violencia que se viene desencadenando; hay un plan que se está gestando con fuerzas de choque contra nosotras y eso nos preocupa”, apuntó.

Ahora, “lo que paso con Patricia (Orozco, periodista agredida por policías de León), sea cual sea la justificación de la Policía Nacional, es un acto repudiable desde todo punto de vista”, resaltó.

“No se justifica la agresión verbal ni los golpes, y es un caso que llama nuestra atención por la violencia con que se dieron los hechos; fue un rechazo total hacia ellas, hacia las mujeres”, enfatizó.

Cenidh “preocupado” por el contexto

El director jurídico del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, Gonzalo Carrión, comentó por su parte que el Cenidh en todos los gobiernos ha sido blanco de ataques, pero advirtió que desde 2007, es además víctima de fuerzas de choque.

“Y, bueno, nos preocupa la agresión que sufrió Patricia porque se está dando en este contexto complicado. No conocemos todos los detalles del caso, pero conociendo el rol de Patricia como defensora de los derechos humanos, de los derechos ciudadanos, su rol como periodista, y si hay un elemento político en todo esto, pues es mucho más grave”, refirió.

Agregó que, en ese sentido, vienen notando que el Ejecutivo está “fomentando” desde sus medios de propaganda una animadversión contra organismos como el que él representa.

“Los discursos oficialistas y los medios oficialistas nos atacan, y son medios que en los gobiernos anteriores fueron víctimas de represión y nosotros los apoyamos, los acompañamos, y ahora nos atacan, son nuestros agresores y defienden las actuaciones paramilitares contra nosotros, entonces, en ese contexto, cumplir con nuestra misión es riesgoso, pero lo hacemos por la ciudadanía”, planteó.

Coordinadora Civil se suma

“Nosotros no caminamos armados. No contestamos a las groserías ni nos agarramos a golpes, pero nos dicen groserías y nos atacan con morteros y nos agarran a pedradas, pero nos debemos al pueblo y tenemos que cumplir con nuestra labor”.

El periodista Mario Sánchez, de la Coordinadora Civil, también confirmó acoso y persecución.

“A nosotros, por ejemplo, el Gobierno nos tiene intervenidos los teléfonos de la institución y los teléfonos personales, y hemos observado que nos vigilan, hacen rondas por la oficina y son nuestros mismos agresores los que lo hacen, como Francisco Gutiérrez Ortega, alias “Bigote”, asesor de la Alcaldía de San Rafael del Sur. Él pasa haciendo rondas por la oficina, y la Policía sabe todo esto y no hace nada”, alertó.

“La Policía no dice nada, no informa nada, y el Ministerio Público tiene engavetados los casos, son parte del mismo sistema de impunidad. ¿Qué estamos haciendo nosotros?, pues estamos tomando medidas a nivel personal porque sí, hay un plan contra instituciones que defienden los derechos ciudadanos”, puntualizó.

Policía sigue callada

El director jurídico del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, Gonzalo Carrión, demandó a la Policía Nacional pronunciarse sobre la agresión de la que fue víctima la periodista Patricia Orozco.

“El silencio, insisto, no abona en nada en el actual contexto, donde hay una animadversión del Gobierno contra organismos que defienden los derechos humanos, los derechos ciudadanos. No es típico el silencio policial, la Policía debe pronunciarse y explicar por qué se agredió a Patricia, debe dar repuestas”, insistió.

Ayer, nuevamente, se intentó conocer la posición de la Policía sobre el caso, pero no hubo repuesta. Carrión confirmó que hoy recibirán la denuncia de Orozco y le darán curso. “Es un caso que nos preocupa mucho”, reiteró.

Agresiones a civiles

08 de agosto de 2009: orteguistas agreden a manifestantes de la Sociedad Civil en el predio de la Catedral de Managua. El periodista Mario Sánchez, de la Coordinadora Civil interpone denuncia ante Ministerio Público.

Estado del Caso: en investigación. Policía y Ministerio Público tienen tres meses de estarse “boleando” el expediente. La última entrega de Policía fue el 6 de octubre al Ministerio Público, y éstos aún no valoran pruebas para saber si acusarán.

22 de octubre de 2009: ortegusitas agreden a la activista Leonor Martínez, de la Coordinadora Civil y le fracturan brazo.

Estado del Caso: en investigación por la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía Nacional.

30 de octubre: policías de León agraden a Patricia Orozco, Lorna Norori y Ana Eveling Orozco, del Movimiento Autónomo de Mujeres.

Estado del caso: denuncia ante Policía Nacional.