Martha Vásquez Larios
  • |
  • |
  • END

Por presunto soborno, Carlos Delgadillo, de la comunidad Las Lajas, interpuso el 26 de octubre pasado una queja contra un notificador de juicio de Tipitapa, ante la oficina de Inspectoría Judicial de la Corte Suprema de Justicia, CSJ.

Esta denuncia se sumará a las mil 117 quejas que han entrado hasta el 21 de octubre de este año, en ese departamento, y a las miles que esperan ser solucionadas, ya que en lo que va del año, el Consejo de Administración y Carrera Judicial, sólo ha dictado 32 sentencias, según Esperanza Fonseca, directora de Inspectoría Judicial.

La oficina de Inspectoría Judicial se encarga de tramitar el expediente, es decir, le da entrada a la queja para formar el expediente, pero es el Consejo de Administración y Carrera Judicial, el que tiene la facultad para conocer de las quejas y pronunciarse, según la Ley Orgánica y su normativa, explicó la doctora Fonseca.

Quejas a montón

La queja de Delgadillo en su parte principal dice: “El 20 de octubre de 2009, el señor Manuel Alvarado (notificador de juicio de Tipitapa) se me acercó y me comunicó que si yo quería ganar el juicio a favor de mi hija violada, le entregara 2 mil córdobas, para que el jurado declarara culpable al acusado. Ese día sólo le entregué 200 córdobas, porque no tenía, y le dije que después le daría los mil 800, después me enteré de que a la otra parte le hizo el mismo ofrecimiento y se lo pagaron completo, por eso salió libre el procesado”, reza el escrito de queja.

Según la doctora Fonseca, en 2008 se recibieron 962 denuncias contra jueces, abogados y demás funcionarios de la carrera judicial; mientras que en 2009 --hasta el 21 de octubre-- llevan un mil 117 quejas, de éstas, 982 van contra jueces y abogados.

En cuanto a resoluciones de estas quejas, en lo que va del año el Consejo apenas ha dictado 32 sentencias, es decir, no llega ni al 4 por ciento de las 982 quejas contra judiciales y abogados que han entrado en 2009.

Jueces civiles los más señalados

Del total de denuncias interpuestas en 2008, 261 quejas van contra jueces penales y civiles, 580 contra abogados, y el resto para otros funcionarios del Poder Judicial, como secretarios y notificadores, entre otros.

Las causas principales de los quejosos son retardación de justicia y falta de imparcialidad. “El mayor número de quejas va dirigida contra jueces de Distrito Civil, porque las causas en lo civil son elevadas y tardan más tiempo para dar resoluciones”, explicó Fonseca.

Contra jueces de Distrito Penal se recibieron 50 quejas a nivel nacional en 2008, mientras que hasta octubre de 2009 se han recibido 74 quejas, dejando clara la tendencia de aumento. Contra jueces penales únicos se han recibido 43 denuncias.

La balanza entre quejas contra jueces y abogados se inclina hacia abogados, según Fonseca, ya que contra jueces suman un 27.13 por ciento, mientras que las quejas contra abogados y notarios suman el 60.29 por ciento en 2008, y la tendencia es casi igual en lo que va de 2009. “Generalmente las quejas contra abogados son por abandono de defensa”, aseguró la funcionaria.

Procedimiento

Una vez que la oficina de Inspectoría pasa el expediente al Consejo, éste llamará a apertura de pruebas. “La denuncia se tiene que demostrar a través del proceso disciplinario, nosotros no podemos decir que es verídico hasta comprobar. La persona que presenta una queja tiene la obligación de demostrarlo y la normativa así lo establece, y si la parte no presenta prueba de esa queja, no procede a su favor”, explicó la responsable de Inspectoría judicial.

El Consejo manda a escuchar a la persona denunciada, para que rinda su informe, una vez listo, el consejo valora la prueba para dar su sentencia.

Muchas quejas se archivan o desechan cuando no son del ámbito jurisdiccional del Consejo, es decir, que pueden seguir su proceso en el Juzgado o en el Tribunal de Apelaciones. También se archivan por falta de instancia. “A veces la gente viene a poner queja y jamás se vuelve a aparecer, entonces se archiva por falta de instancia”, dijo Fonseca.

Sanciones

La doctora Fonseca afirma que este año el Consejo ha dictado 32 sentencias, de las cuales 14 han declarado sin lugar, y al resto se le dio lugar a la queja. “Se aplicaron las sanciones establecidas, incluso hasta suspensión de abogados, amonestaciones, multas. La última que se dará a conocer es la resolución contra un juez de Distrito Civil, a quien se le aplicarán seis meses sin goce de salario”, dijo Fonseca.

También están las resoluciones administrativas, las cuales se toman mientras se investiga el hecho denunciado, y que se consideran son de especial gravedad, explicó la jurista.

“El Consejo ordena la suspensión provisional de los funcionarios. En este caso se han dictado nueve suspensiones provisionales de funcionarios de carrera judicial; se han destituido a tres secretarios, se han cancelado cinco nombramientos a través de acuerdo, por ejemplo, el del juez de Tipitapa”, detalló Fonseca.

Sobre el total de quejas que están a la espera de resoluciones, la doctora Fonseca prefirió reservarse el dato, y aseguró que se está haciendo lo posible para limpiar, pero el nuevo horario de trabajo (8 am a 1 pm) lo complica aún más.