•  |
  •  |
  • END

La población capitalina, aparte de dejar flores en los camposantos, el Día de los Difuntos, dejó criaderos idóneos para el mosquito transmisor del dengue, y no hubo orientaciones del Ministerio de Salud, Minsa, al respecto.

EL NUEVO DIARIO comprobó ayer, durante un recorrido por los diferentes cementerios de la capital, floreros de las sepulturas llenos de agua, y no llenos de arena o aserrín como se recomienda, en esos casos, para mantener húmedas las flores y así evitar criaderos de zancudos.

El administrador del cementerio Oriental, Roberto Avilés, confirmó a END que no hubo ninguna recomendación del Ministerio de Salud, Minsa, al respecto.

Consejo oficial no llegó a población

“Yo me imagino que ese consejo lo hacen quizás a través de los medios, porque la gente siempre llena esos jarrones de barro con agua y con flores, también las jardineras las llenan de agua, aunque el Minsa está constantemente abatizando, la última vez fue hace como 20 días”, destacó.

“Ellos están pendientes, la verdad es que como están los casos de dengue y de gripe A, están pendiente de eso, pero la gente no entiende”.

“La gente los llena con agua y nos viene a dejar basura, ellos traen a los cementerios el gran ramillete de flores que en tres días, para mí, se convierte en basura, entonces toca meter cuadrillas para limpiarla… sólo en el Cementerio Oriental tenemos entre 30 mil y 35 mil sepulturas, y la basura se acumula por las miles de visitas que tenemos en estos días”, planteó.

Minsa dice que abatizó

El jefe del Programa contra el Dengue del Minsa, Marnen Ruiz, al ser consultado sobre el tema, explicó que no hubo ninguna orientación, porque días antes abatizaron los depósitos de los camposantos, previendo esa situación.

“Ahora, como parte del plan de abatización, de fumigación y de eliminación de criaderos, vamos de nuevo a los cementerios a abatizar”, indicó. Sin embargo, destacó que lo aconsejable, a la hora de enflorar, es llenar los jarrones con arena o aserrín y no con agua.

Reportes desfasados

El último reporte del Minsa en relación con el comportamiento del dengue, por otro lado, está desfasado. El Minsa registra hasta el viernes pasado, 2 mil 117 casos de dengue, de éstos 2 mil 050 corresponden a dengue clásico y 67 a dengue hemorrágico.

El Minsa, en los medios oficiales, insta a la población a cooperar en las actividades de prevención del dengue. Por ejemplo, llama a limpiar los canales de las casas y a eliminar botellas, latas, tapas de gaseosas, llantas, cajas de baterías, cáscaras de huevo y todo recipiente que acumule agua, porque son potenciales criaderos del zancudo del dengue, entre otras cosas.