•   Managua, RAAN y RAAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Las inundaciones y el peligro de deslizamiento de tierras en varias comunidades del Caribe nicaragüense, debido a las lluvias provocadas por la tormenta tropical “Ida”, obligó a las autoridades de la Región Autónoma del Atlántico Norte y Sur (RAAN y RAAS) a decretar ayer alerta amarilla en Prinzapolka, Laguna de Perlas, Desembocadura de Río Grande y Corn Island; mientras el gobierno central decretó alerta verde en el territorio nacional.

En horas de la mañana de ayer, las autoridades del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, alertaron sobre las inundaciones a los directivos del Sistema Nacional de Prevención y Desastres Naturales, Sinapred, y a la Defensa Civil. En ese momento explicaron, a través de un comunicado, que el centro de baja presión localizado a unos 200 kilómetros al Este de Bluefields, había evolucionado a “Depresión Tropical Once”.

Antes de las cuatro de la tarde, el Ineter emitió otro comunicado donde anunciaba que la depresión tropical se había convertido en tormenta tropical y se desplazaba a una velocidad aproximada de nueve kilómetros por hora.

Alerta amarilla en la RAAN y en la RAAS

En la RAAS, el Comité de Emergencia Regional decretó, por la tarde, alerta amarilla en Laguna de Perlas, Desembocadura de Río Grande y Corn Island. En Bluefields se declaró alerta verde, y se suspendieron las clases en la zona ante la llegada de “Ida”, que se encontraba en ese momento a unos 120 kilómetros al Este de ese municipio.

En la RAAN, el Comité Regional de Emergencia declaró alerta amarilla en Prinzapolka y activó los comités de emergencias de todos los municipios.

A eso de las 5:30 de la tarde, las autoridades del Sinapred y del Ineter convocaron a una conferencia de prensa para anunciar que el presidente Daniel Ortega orientó decretar alerta verde en todo el territorio nacional. El anuncio lo hicieron Ramón Arnesto Sosa, Secretario Ejecutivo del Sinapred, y Alejandro Rodríguez, Director del Ineter.

300 evacuados en Corn Island

Arnesto explicó que hasta ayer por la tarde había alrededor de 300 personas evacuadas en Corn Island, pero en lo que quedaba de la noche se esperaba evacuar a otras personas ubicadas en la Desembocadura del Río Grande, para trasladarlas a 12 albergues. “Se espera que podamos tener afectaciones de entre 10 y 15 mil personas en ese sector”, comentó el secretario del Sinapred.

Agregó que de acuerdo con los informes preliminares de la tarde de ayer, había por lo menos “nueve comunidades afectadas de los municipios de Kukra Hill, Laguna de Perlas, Desembocadura, El Tortuguero, Río Grande, y todo el curso del Río Prinzapolka, así como también se espera afectaciones en las comunidades del municipio de Bilwi (Puerto Cabezas)”.

Se espera más daño

El director del Ineter indicó que a eso de las tres de la mañana de hoy la tormenta tropical “Ida” estaría entrando por el sector de Laguna de Perlas (a unos 80 kilómetros al norte de Bluefields) a una velocidad de 95 kilómetros por hora, por lo que “se estima que el acumulado de lluvia puede llegar a los 500 milímetros, que es mucha agua y eso va a causar daño”, dijo Rodríguez.

Aunque el director del Ineter no descartó que la tormenta pueda convertirse en huracán, declaró que cuando ese tipo de fenómeno toca tierra tiende a debilitarse. “Lo vemos un poco difícil (que la tormenta se convierta en huracán)”, dijo.

De cuerdo con Rodríguez, los pobladores que habitan en las desembocaduras de los ríos Grande de Matagalpa, Prinzapolka y Escondido, podrían ser trasladados, como consecuencia de la crecida del caudal de éstos.

“Todos estos ríos, posiblemente, van a tener crecidas en los últimos kilómetros antes de llegar a la desembocadura, por consiguiente, todas esas comunidades van a tener que estar muy alertas por las inundaciones que se darían en las próximas horas”, expresó.

Más de 4 mil podrían ser evacuados en RAAS

El divulgador del Gobierno Regional de la RAAS, Jerry Hodgson López, explicó que en caso de producirse inundaciones se tendría que evacuar a unas 376 familias que residen en la zona costera de Laguna de Perlas, y en la cuenca del Río Wawashang, además de otras 568 en la Desembocadura de Río Grande, que suman un total de 4 mil 720 personas.

Las autoridades regionales ordenaron la activación de los comités municipales de emergencias de Laguna de Perlas y de la Desembocadura de Río Grande, porque gran parte de sus comunidades son altamente vulnerables a las inundaciones y desbordamientos de ríos.

Solicitan ayuda al gobierno central

Por su parte, el mayor Freddy Herrera, jefe de la Defensa Civil de la RAAN, dijo que si la tormenta sigue su curso, podría impactar en el sector minero y afectar a los municipios de Puerto Cabezas y Waspam, donde ya se han activado los comités municipales de emergencias y desastres.

Hasta anoche, el trabajo de los Comités de Municipios de Prevención de Desastres, Comupred, creó comisiones de trabajo para preparar a la población ante la llegada de “Ida” en la madrugada.

Mientras tanto, en Managua, las autoridades del gobierno central se preparan para proveer de alimentos, de agua y de otros requerimientos, según prometió el secretario ejecutivo del Sinapred.

El Ejército de Nicaragua, por medio de la Defensa Civil, puso a disposición unos cien efectivos en la RAAN para trabajar en labores de rescate y de salvamento, adicional a los recursos humanos dispuestos por la Cruz Roja Nicaragüense, la Policía Nacional y los voluntarios de la Defensa Civil.

Suspenden navegación

Las autoridades regionales ordenaron suspender la navegación en el Mar Caribe, según confirmaron el delegado de Gobernación de la RAAS y el capitán de corbeta y jefe de la base naval de la RAAN, José Castillo.

La gente se ha volcado a los establecimientos comerciales para abastecerse de veladoras, linternas, víveres y otros enseres ante el anuncio de la llegada de “Ida”. Anoche también se registró problemas en las conexiones de internet, y se cree que fue debido a afectaciones provocadas por la tormenta.