•  |
  •  |
  • END

El pleito entre magistrados liberales y sandinistas es de nunca acabar. Esta vez fue entre el sandinista Gerardo Rodríguez, presidente del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) y el liberal Noel Rivera Gadea, miembro de la Sala Nacional de la Propiedad, por la sustracción de 54 expedientes.

El magistrado Rivera denunció ante el Distrito Tres de Policía Nacional al magistrado Rodríguez por pretender forzar la puerta de su oficina en la Sala Nacional de la Propiedad, ubicada en Bolonia, quitar una persiana de la ventana y sustraer los expedientes que estaban bajo su resguardo.

“Insto a la Policía Nacional que lo llame y explique por qué actuó de esa forma delincuencial en contra de este magistrado. Él (Rodríguez) no es jefe y no tiene nada que ver desde el punto de vista jurídico con la Sala de la Propiedad”, expresó Rivera.

Período vencido

Sin embargo, el magistrado Rodríguez aseguró que Rivera ya no es magistrado de la CSJ, porque su período se venció el 11 de junio de 2009. Por lo tanto, es un particular, y no tenía por qué estar reteniendo esos expedientes y menos usando una oficina del Poder Judicial.

“El presidente de la Sala, Reynaldo Monterrey, le pidió las llaves de la oficina y los expedientes cuando se le venció el período, pero se negó a entregarlos. Luego se le solicitó por escrito y tampoco accedió, entonces la semana pasada el doctor Monterrey me pidió que lo acompañara en calidad de presidente del TAM. No cometimos delito, porque es oficina de la CSJ, no de un particular”, explicó Rodríguez.

El presidente del TAM también acusó a Rivera de cometer el delito de usurpación de funciones, y le sacó a luz que en dos años asignado en esa Sala, sólo ha proyectado 14 sentencias, y que en ese mismo período entre sus tres asesores y él, gastan 2 millones y medio de córdobas en salarios.

Sin embargo, Rivera aseguró que todavía es magistrado de la Corte, y que el acuerdo 212 del Consejo Nacional de Administración y Carrera Judicial le amplió el período hasta el 21 de septiembre de 2010.

El acuerdo que Rivera entregó a los medios de comunicación tiene tres nombres: los magistrados Rafael Solís, Alba Luz Ramos y Marvin Aguilar.

Al ser consultado el magistrado Solís sobre este acuerdo, dijo que “yo no he firmado nada. Además, no es facultad del Consejo ampliar períodos de magistrados de Apelaciones, sino de Corte Plena. Todo eso es locurita”.

Extraoficialmente se supo que el magistrado Rivera no está en la lista de los magistrados de Arnoldo Alemán que serán ratificados en sus cargos.