Mauricio Miranda
  •  |
  •  |
  • END

La periodista Doren Roa Delgadillo interpuso una denuncia ante la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), por lo que consideró una “flagrante violación a mis derechos como madre”, luego de que a pesar de que tenía una sentencia judicial a su favor para tener la guarda y tutela sobre su hijo de cuatro años, Javier Ignacio Juárez Roa, de manera repentina otro juez instruyó a agentes de la Policía Nacional que le quitaran al pequeño de sus manos.

Roa Delgadillo, quien forma parte del equipo periodístico de EL NUEVO DIARIO, señaló como principal responsable a Juan Carlos Juárez, padre del niño, y quien, según ella, tiene antecedentes por violencia intrafamiliar.

La mañana de ayer la periodista se presentó ante las oficinas de la PDDH y expuso su caso ante Ligia Martínez, funcionaria de la entidad.

Comprueba tutela

Roa presentó la sentencia fechada el 17 de julio de 2009, emitida por la jueza Margarita Romero, Juez Quinto Distrito Civil de Managua. En la misma, la judicial decidió “otorgar la guarda y tutela del niño Javier Ignacio Juárez Roa a su señora madre, Doren Alicia Roa Delgadillo, sin perjuicio en el Decreto 1065, Ley Reguladora entre las Relaciones madre, padre e hijos, ya que ambos padres de previo deberán ponerse de acuerdo en relación a las visitas a que tiene derecho el padre”.

Y al mismo tiempo, la jueza determinó que “el padre pasará en concepto de pensión de alimentos el 30 por ciento de sus ingresos mensuales ordinarios y extraordinarios totales a favor de su hijo, Javier Ignacio Juárez Roa, los que serán depositados los primeros quince días de cada mes en las oficinas del Ministerio de la Familia del domicilio del menor, y esta oficina, a la vez, entregará en manos de la señora Doren Alicia Roa Delgadillo”.

El pasado 21 de octubre de 2009, la jueza Margarita Romero emitió una resolución de ejecutoria en la cual se confirmó lo emitido en la sentencia y sirvió para que el niño regresara junto a su madre.

Llegó con policías a llevarse al niño

Sin embargo, según la denuncia de Roa Delgadillo, el pasado martes 3 de noviembre, Juan Carlos Juárez se presentó hasta su casa, en Granada, acompañado de oficiales de Policía, y con un recurso de exhibición personal firmado por el juez Quinto Distrito Penal de Audiencias de Managua, Julio César Arias, con el que prácticamente le arrebataron al niño que en ese momento se encontraba en manos de sus abuelos maternos.

“Ellos llegaron como a las doce y media del día por mi niño, y se lo llevaron con una orden judicial que quién sabe de dónde salió, porque este juez nunca ha tenido que ver con el caso”, denunció la periodista.

Al juez, “en primer lugar, no le compete el caso, porque yo ya tengo una sentencia que está a mi favor, pero ahora mandan a violentar a mi casa con ese documento”, relató Doren Roa ante Ligia Martínez, de la PDDH.

Con lujo de violencia

“Cuando llegaron a ejecutar, mis padres se fueron a preguntar a la Comisaría de la Mujer, para saber si ellos estaban al tanto, y les respondieron que no saben de dónde salió el oficial que llegó a la casa, porque ellos no estaban enterados de esa solicitud de acompañamiento”, señaló.

Roa identificó como Silverio Sandino a uno de los agentes que llegó a arrebatarle al pequeño Javier. “Inclusive, él llamó a su jefe y éste le dijo: “Si tenés que esposarlos y sacarlos esposados de la casa, hacelo”.

“La Policía acuerpó a Juan Carlos y amenazó a mis padres, que si no lo dejaban salir, se los iban a llevar a los dos presos, y que si no abrían las puertas, iban a llevar refuerzos”, denunció la periodista.

Doren Roa lamentó que “a mí no me preguntan nada, él todo lo hace a mis espaldas, no puede ser”. “A mi criatura me la van a matar. Ese hombre me lo quitó con violencia”, expresó.

“Llegaron unos oficiales de Policía, pero me negaron un derecho que yo tengo a defenderme, de mostrar mis documentos”, afirmó la comunicadora social, quien denunció que el pequeño ha sido sometido a una seria inestabilidad emocional, debido a que su padre se resiste a acatar la sentencia de la jueza Margarita Romero. Roa señaló que “me lo va a desaparecer a mi niño”.

La doctora Norma Moreno, Procuradora Especial para la Niñez y la Adolescencia, afirmó que dicha entidad inició una investigación a raíz de la denuncia, y aunque señaló que las órdenes judiciales son de obligatorio cumplimiento, “la delegación nuestra va a requerir conforme a nuestra Ley 212, un informe al juez Arias sobre su actuación”.

Es un secuestro

“Si hubiese habido una denuncia por secuestro, él (Juan Carlos Juárez) tenía que demostrar que posee una sentencia favorable y que le corresponde la guarda, y éste no es el caso”, explicó.

Moreno señaló que en este caso, el juez Arias “tenía que escuchar la opinión de la mamá y pedir documentos, a ver quién de los dos tiene la guarda legal, porque Doren tiene la guarda”.

“Y lo otro es que estamos anuentes a acompañar a Doren en coordinación con la Procuraduría Especial de la Mujer, para que pueda iniciar una denuncia por lesiones sicológicas y por el delito de secuestro”, afirmó la doctora Moreno.

EL NUEVO DIARIO contactó vía telefónica a Juan Carlos Juárez, sin embargo, éste nos dio el número telefónico de su abogado, Noel Alonso Cano, para que brindara su versión de los hechos.

“Esa sentencia que doña Doren dice que obtuvo, esa sentencia no está firme, está en la Sala Civil 2 del Tribunal de Apelaciones. Eso significa que cuando una sentencia no está firme, no se puede ejecutar. La decisión última está pendiente de que un tribunal superior lo decida”, argumentó el representante de Juárez.

Según el abogado, “como no se puede ejecutar esta sentencia, mi representado puede hacer uso de los recursos que la legislación le permite, para que no se violente su derecho. El derecho que invoca es que el Ministerio de la Familia, desde diciembre del año pasado, le otorgó el cuido, guarda y tutela de él”, dijo.

“Entonces, mientras el tribunal no confirme esa sentencia, ésta no se puede ejecutar”, dijo Cano.

El abogado insistió en que su representado “se fue conforme la Ley de Amparo ante el juez de Audiencia, y éste decretó un mandamiento de amparo a favor de su menor hijo. Entonces, el Ministerio de la Familia de Granada, en cumplimiento de esa resolución judicial, le entregó al niño”.

En ese sentido, Doren Roa dijo que un recurso como el utilizado por Juárez, “según me dice mi abogado, no cabe en los casos de familia. Un recurso como éste se hace cuando supuestamente el niño o la niña está en peligro, está mal alimentado, se golpea o hay maltrato por parte de la madre o del padre hacia el niño”.

Roa expresó que “no entiendo por qué hace todo esto, cuando yo no le he prohibido que vea a nuestro hijo”. “Tengo miedo por lo que le pueda pasar a mi hijo”, afirmó la periodista, quien no descartó que Juan Carlos Juárez pretenda salir del país con el niño.

Noel Alonso Cano dijo que “el niño no va a salir del país, porque primero necesita la autorización de ella como mamá, ya que es un derecho que ella tiene”. “Y en segundo lugar, mi cliente no se va a ningún lado, el domicilio de cliente, su familia, está aquí en Nicaragua”, aseguró.