•   RAAS, RAAN y Managua  |
  •  |
  •  |
  • END

Más de 21 mil personas afectadas, 8 mil evacuados, más de seis personas desaparecidas, 530 casas destruidas y semidestruidas, daños severos a los cultivos en 2 mil manzanas, el 80 por ciento del tendido eléctrico colapsado, falta del servicio de agua potable y problemas parciales en el servicio de telefonía, son parte de los resultados preliminares reportados por las diferentes autoridades, como consecuencia del paso del huracán Ida en la Costa Caribe nicaragüense.

Aunque las autoridades de Defensa Civil reportaron ayer por la tarde una persona desaparecida en la localidad de Tasbapounie, a última hora EL NUEVO DIARIO conoció que varios funcionarios de organismos no gubernamentales y una brigada médica fueron reportados también como desaparecidos en la Región Autónoma del Atlántico Sur, RAAS.

Ericka Aldana y Silvia Casanova, técnicas del Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, junto a la funcionaria del Gobierno Regional de la RAAS, Cerril Wilson, viajaban en una panga este miércoles desde Karawala hacia Sandy Bay Sirpe, y hasta anoche no habían llegado a su destino.

Asimismo, las enfermeras Alvarita Hans y Celia Benlys, quienes pertenecen a una brigada médica, fueron declaradas desaparecidas, al no aparecer ni ellas ni la embarcación de Company Creek, en la que se dirigían hacia Guadalupe.

Corn Island, la primera víctima

La primera víctima de los embates de Ida los sufrió el municipio de Corn Island, ubicado a unos 70 kilómetros al este de Bluefields.

Desde la noche del miércoles y horas tempranas de la madrugada de ayer, las ráfagas de vientos de la entonces tormenta tropical Ida aumentaron de 90 a 120 kilómetros por hora, a eso de la seis de la mañana, convirtiéndose en huracán de categoría uno, según informaron las autoridades del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter.

El alcalde de Corn Island, Cleveland Webster, explicó que tuvieron que evacuar a mil 100 personas de las zonas costeras por el fuerte oleaje, especialmente en los barrios Brig Bay, Poutland Point y Promar; y reportó dos personas heridas, pero no de gravedad.

De acuerdo con los informes preliminares del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres, Sinapred, y de Defensa Civil, hasta la tarde de este jueves se reportaron unas mil 200 personas evacuadas, unas 200 casas dañadas, y el colapso de la red de tendido eléctrico y del sistema de agua potable en ese lugar.

Webster lanzó un SOS al gobierno central, porque los pozos que abastecen de agua potable a Great Corn Island y Little Corn Island están contaminados por el desbordamiento de humedales y letrinas, por lo que demandó víveres, agua embotellada y una planta de emergencia para reactivar la aguadora.

El general Mario Perezcassar, jefe de Defensa Civil, declaró que la noche del miércoles unas 300 personas de algunos barrios de la zona costera de Bluefields, como Punta Fría y Fátima, fueron evacuadas por las mareas altas.

Impacto en Sandy Bay Sirpe

Después de una hora de haberse convertido en huracán, Ida impactó a las siete de la mañana en Sandy Bay Sirpe --ubicado a 126 kilómetros al norte de Bluefields y a 112 kilómetros al sur de Puerto Cabezas--, lo que provocó que unas 6 mil personas resultaran afectadas en ese lugar y en las comunidades aledañas: Karawala, la Barra de Río Grande, Walpa y Desembocadura de Río Grande, según declaró el jefe de Defensa Civil.

Sin embargo, las constantes lluvias desde la mañana del miércoles, cuando Ida era depresión tropical, afectaron con inundaciones Laguna de Perlas y Kukra Hill, entre otras comunidades aledañas. De los Cayos Perlas fueron evacuadas 83 personas por la fuerza naval del Ejército de Nicaragua, según dijo Perezcassar.

“En la zona están sin luz, sin agua, hay mucha destrucción en las escuelas, las iglesias y las casas; y la mala construcción (de esos edificios) abonó a su desplome, ese es el mismo territorio que fue afectado anteriormente por el huracán Beta en 2005”, agregó el jefe militar.

El doctor José Luis Pérez, director de preparación para la respuesta de Sinapred, declaró que hasta la tarde de ayer se estimaba que unas 21 mil personas concentradas en la Región Autónoma del Atlántico Sur, RAAS, fueron afectadas por Ida, pero reiteró que esas cifras podían variar, debido a que ayer mismo se trasladó un equipo técnico para coordinar con las autoridades locales la evaluación de daños en el Caribe.

A las 12 del medio día, el huracán Ida se degradó a tormenta tropical y se desplazaba lentamente hacia el noroeste del territorio, a una velocidad de nueve kilómetros por hora, informó el Ineter a través de un comunicado.

Urge ayuda en Barra del Río Prinzapolka

Por la tarde, unas 500 familias de la cuenca media y de la Barra del Río Prinzapolka, que habitan en las comunidades indígenas de Walpasiksa, Haulover, Wounta, Ibus e Isnawas, en el Caribe Norte, solicitaban ser evacuadas a un lugar más seguro ante el riesgo de ser tragadas por el caudal, debido a las persistentes lluvias de la tormenta Ida.

También solicitaron ser reubicadas familias que se han asentado en las riberas de ríos caudalosos como el Bambana. En Prinzapolka, Mulukukú, Siuna, Rosita y Bonanza se activaron los Comités Municipales de Atención y Prevención a Desastres, Comupred, enfocando sus acciones a salvar vidas, mediante visitas, advertencias, consejos y medidas de seguridad.

El reverendo Arnulfo Taylor aseguró que Wasakin, una comunidad del Triángulo Minero, es una de las más afectadas, ya que la crecida del río Bambana arrasó con al menos unas 300 manzanas de cultivo de frijoles, arroz, yuca y banano que habían sembrado en la ribera.

Cerca de 60 personas de la comunidad de Wawa Bar llegaron a Alamikamba, luego de que su territorio fuera inundado. Naciones Unidas fue una de las primeras organizaciones que ofreció su apoyo al proveer de combustible y alimento para los primeros días, según dijo el encargado del Sinapred en esta región, Norman Sánchez.

Envían alimento para damnificados

El presidente Daniel Ortega no ha brindado conferencia de prensa para referirse a las acciones que tomará su gobierno en torno a los daños ocasiones por Ida, sin embargo, el jefe de Defensa Civil dio declaraciones a los medios ayer, a eso de las seis de la tarde, cuando anunció que el mandatario orientó la distribución de 12 mil libras de alimentos para el Caribe.

Agregó que hasta la seis de la tarde de ayer se contabilizaban 8 mil evacuados, 530 casas destruidas y semidestruidas, 140 pozos contaminados y 2 mil manzanas de autoconsumo destruidas. Asimismo, comentó que se espera que la tormenta se degrade hoy, mientras se dirige a Waspam.

Precisó que de los 8 mil refugiados, 3 mil 200 se autoevacuaron y 4 mil 300 permanecen en 68 centros de albergue.

Daños a servicios básicos

Mario Mejía, divulgador de la estatal Empresa Nicaragüense de Electricidad, ENEL, confirmó que según información preliminar, el 80 por ciento del tendido eléctrico había colapsado, producto del paso del huracán Ida, sin embargo, prometió mayores detalles hoy.

(Con la colaboración de Moisés Centeno, Róger Olivas, Tania Sirias y Matilde Córdoba).