•  |
  •  |
  • END

Los 192 trabajadores del proyecto de vivienda de Ciudad Sandino, que mantenían un reclamo ante el Ministerio del Trabajo para la cancelación de sus prestaciones sociales, aceptaron ayer el pago de las mismas, obligados por la necesidad que enfrentan, ya que según ellos, la cancelación no está apegada al Código Laboral.

El pago se realizó en las instalaciones del Ministerio del Trabajo, Mitrab, luego que una resolución de esa institución emitida la tarde del jueves, ordenara al contratista José Bernabé González pagar 201 mil córdobas a 75 albañiles y 117 ayudantes.

“Estamos aceptando el pago porque no tenemos salida, ya no tenemos dinero y hay muchos problemas en nuestras casas; no tenemos nada, pero después vamos a apelar la decisión del Ministerio del Trabajo”, expresó José López, albañil.

“Están agarrando los seis días que pagaron en concepto de jornada laboral interrumpida por falta de materiales, y ahora están completando el preaviso con esa parte que se les había pagado. Entonces, ellos deberían pagar a los trabajadores 15 días y sólo están pagándoles nueve, además, la bonificación la están cancelando a su manera, y el Mitrab dice que las prestaciones se las pagaron a los trabajadores, pero no como corresponde a todos”, denunció Nilo Salazar Aguilar, presidente del Sindicato de Carpinteros, Albañiles, Armadores y Similares, SCAAS.

Efectivamente, en el Mitrab el contratista se comprometió a pagar una semana no laborada debido a falta de materia prima a los trabajadores, con base en el convenio colectivo, que en su cláusula 29 establece que por circunstancias imputables al empleado (falta de orden de trabajo y de suministros de materiales), el empleador está obligado a pagarle al obrero el período no laborado.

Mitrab se contradice

Una nota de prensa emitida por el Mitrab el pasado 29 de octubre, dice que “el señor contratista José Bernabé González, empresario privado, manifestó que el proyecto cerraría por falta de material”, sin embargo, Marisol Navarro, inspectora departamental de esa institución, dijo que el contratista alegó que prescindía de los trabajadores porque la obra ya había concluido.

Navarro confirmó que el contratista no había cumplido con pagar la bonificación y el preaviso a los obreros, y que éste demostró que el proyecto fue entregado a la empresa Inversiones S.A. el pasado 13 de octubre.

Es proyecto privado

Ricardo Espinoza, gerente de proyecto de Inmobiliaria Mediterráneo y/o Inversiones S.A., empresa que realiza la construcción de mil 400 casas en Ciudad Sandino, dijo que para continuar la obra ya no necesitarán de los trabajadores de ese lugar.

“No vamos a tener a esos trabajadores, porque los futuros trabajos que vamos a realizar allí se hacen con equipos pesados, como por ejemplo, superficie de rodamiento y terrazas”, aseguró Espinoza.

Aseveró que la presidencia de Inversiones S.A. le ha orientado contratar a otro subcontratista y no a José González, porque los trabajadores de ese sector pueden intentar obstruir los trabajos si ven que él continúa en el lugar.

Espinoza aprovechó para aclarar que la construcción de esas casas corresponde a un proyecto privado y no estatal, a como se ha mencionado.