•   GRANADA  |
  •  |
  •  |
  • END

A ciencia cierta no se sabe qué es lo que está sucediendo con una docena de rosas que permanecen en el altar dedicado a la virgen María Rosa Mística, de la iglesia Nuestra Señora de la Merced, de la ciudad de Granada, que desde hace varios días están emanando aceite perfumado, sin embargo, muchos feligreses creen que se trata de un milagro.

La noticia se ha expandido tanto, que cientos de nicaragüenses han llegado a confirmar el suceso.

El párroco de la iglesia, Sergio Hernández Ochomogo, manifestó que hace dos meses recibió un correo electrónico donde le explicaban que cuando la imagen de la virgen llegó a visitar a una familia de dominicanos que reside en Orlando, Florida, las rosas que le pusieron en su altar empezaron a echar aceite.

“Yo aproveché un viaje que tenía para Carolina del Norte y bajé hasta Orlando a visitar a la familia Flores. Ellos me explicaron que desde mayo todas las rosas que le ponen a la virgen empiezan a exhalar un aceite perfumado. Un sacerdote que llegó a verlos les dijo que ese fenómeno es un signo que se está dando también en países como India, Venezuela, México, Panamá, y en otros países del mundo”, expresó.

Agregó que “no es de la imagen que brota aceite, son las rosas. Además, eso no sucedió en Granada; yo traje las rosas de Orlando, como una cosa que me impresionó tanto para compartirlo con mi parroquia, porque a mí me ha hecho mucho bien y mucho beneficio”.

El aceite es considerado por la Iglesia Católica como un rito sacramental, que ayuda contra toda presencia espiritual maligna. A su juicio, el Evangelio habla que es un instrumento de sanación por parte de Dios para sanar las almas y los cuerpos, por lo que considera que la tradición de la Iglesia es grandísima.

“Lo que yo he hecho, simplemente, es poner en evidencia un sacramento y hay una bendición especial para el aceite, unge a los enfermos”, expresó el párroco.

Feligreses: “Es un milagro”

A doña Luz Marina Hurtado la encontramos visitando la imagen y encomendándole algunos favores. “El padre nos trajo la historia desde los Estados Unidos, y nos hemos dado cuenta de que es muy milagrosa. El vaso en el que están las rosas tiene agua, pero de ellas emana aceite”, dijo.

Otra señora que está convencida que se trata de un milagro es dona Gilma Huembes, miembro del Movimiento Sacerdotal Mariano. “Con tantas cosas feas que se ven actualmente, éste es otro signo con el que el Señor nos está mandando al arrepentimiento, a rezar el Santo Rosario y a orar más”.

Aunque todavía no se ha confirmado de lo que realmente se trata, el padre Sergio comentó que supo de una persona de Malacatoya que dijo untarse aceite en el estómago para calmar un fuerte dolor, y que quedó sanada de eso que padeció durante muchos años.

“No creo que lo que está ocurriendo sea algo paranormal, pues lo paranormal es de orden sicológico o siquiátrica. Esto es algo que sale de un objeto, fuera de nosotros. Tampoco podemos decir que es algo diabólico, porque el demonio nunca hace cosas a favor de Dios, y esto ha despertado amor hacia la virgen”, apuntó.