Luis Galeano
  •  |
  •  |
  • END

Los contralores colegiados decidieron denegar al Banco Central de Nicaragua, BCN, la petición de exclusión de procedimientos para comprar una máquina lectoclasificadora de billetes, cuyo costo, según los solicitantes, supera los 25 millones de córdobas.

El presidente de la Contraloría, Guillermo Argüello Poessy, indicó que la decisión se derivó de la falta de claridad de la petición del gerente general del BCN, José de Jesús Rojas, quien al plantear la solicitud, nunca explicó cuánto valía la máquina, sino que se limitó a informar de cuánto disponían para adquirirla.

“La solicitud habla de una cifra millonaria, pero no existe ningún documento que demuestre o que explique cómo es la cosa, así que por ello se la denegamos”, dijo el contralor presidente.

La solicitud había llamado la atención de los colegiados, que consideraron exagerado el monto, por lo que habían pedido a Rojas que detallara y demostrara con documentos el costo del equipo, ya que en las dos comunicaciones que había enviado, sólo señalaba que el BCN “dispone” de 25 millones 177 mil 974 córdobas para ello.

Entre los argumentos de Rojas para pedir la exclusión de procedimientos, mencionaba que en el país no existe empresa que pueda desarrollar ni el software ni la fabricación de un equipo como el mencionado, y, por tanto, le corresponde velar por la idoneidad, calidad y seguridad de billetes que emite y recircula.

“La Ley de Contrataciones es tan mala, que no define mecanismo para comprar en el exterior y para que nosotros accedamos a una solicitud de esa naturaleza y por ese monto. Tenía que ser lo más clara posible y lamentablemente no es nada clara, así que no hay exclusión para ellos”, concluyó.