•  |
  •  |
  • END

Estimado Danilo, recibe un solidario saludo en este momento en que los enfermos de poder de turno siguen las mismas huellas del dictador Somoza, sin meditar la tragedia en que metieron al pueblo nicaragüense. No aprenden las lecciones de la historia. Como colega, condeno los ataques cobardes y delincuenciales a EL NUEVO DIARIO y al diario La Prensa, y contra cualquier periodista de nuestro país. Lo que lamento es que ninguna autoridad en nuestro país hace nada por terminar con la impunidad, lo que significa que no existe actualmente NINGUNA AUTORIDAD. Fraterno.




William Ernesto Roiz Murillo