Mauricio Miranda
  •  |
  •  |
  • END

Las recaudaciones en la Alcaldía de Managua, que a mediados de año se anunciaban con sobrecumplimiento, se han venido a pique en el cierre de 2009 y han provocado enormes recortes en los proyectos de mayor envergadura de la capital.

En julio, cuando brindaron un informe consolidado sobre los niveles de recaudaciones en el periodo enero-junio, con porcentajes de metas de recaudación de hasta un 99.7 por ciento, la alcaldesa Daysi Torres aseguró que la proeza se debía a la “seriedad que se tiene alrededor del tema”, a pesar “de los abominables augurios que se venían frente a nosotros”.

Los números

Torres informó durante una sesión del Concejo, el 24 de julio, que la comuna había percibido hasta ese momento 696 millones 684 mil 741 córdobas en ingresos totales, de una programación de 730 millones 773 mil 383 córdobas, “para cumplimiento del 95 por ciento”.

En cuanto a ingresos ordinarios, las recaudaciones fueron, supuestamente, de 683 millones 896 mil 912 córdobas, “presentando un cumplimiento del 99.7% de acuerdo a lo programado de 685 millones 938 mil 36 córdobas”.

En el caso del Instituto Regulador del Transporte Municipal de Managua, Irtramma, se reportó una recaudación del 110 por ciento, de acuerdo con el informe oficial. El detalle indica que dicha entidad obtuvo 7 millones 380 mil córdobas, cuando lo proyectado para ese periodo era de 6 millones 720 mil córdobas.

En tanto, la Corporación de Mercados Municipales de Managua, Commema, reportó un cumplimiento en las recaudaciones de un 90 por ciento, al recoger 26 millones 885 mil córdobas, de los 29 millones 991 córdobas programados.

Sin embargo, dos meses después que celebraran la bonanza en las recaudaciones, la aplanadora de 11 concejales sandinistas aprobaba, sin reparo, la segunda modificación --recorte-- al presupuesto de la entidad. Con el primer reajuste, efectuado en junio --irónicamente en medio del apogeo de recaudación de tributos--, el presupuesto de 2009 se achicaba en 181 millones de córdobas.

En consecuencia, la administración que manejan Daysi Torres y el secretario general, Fidel Moreno, ha tenido que recurrir a las partidas que estaban asignadas a los distintos proyectos: desde obras de construcción y mejoras en la infraestructura, hasta programas sociales y de atención directa a la población.

De acuerdo con una revisión realizada por EL NUEVO DIARIO, los proyectos mayores han sufrido disminuciones en sus partidas por el orden de los 53.5 millones de córdobas.

Los contrastes

“Hay algo que no concuerda”, comenta en concejal Luciano García. “Ellos dicen que tienen niveles de cumplimiento del noventa y tanto por ciento, pero en verdad lo que tienen es un desfase como del 15 por ciento en las recaudaciones”, afirmó.

Según él, “quieren ocultar el impacto de la crisis interna, cuando hay un impacto serio, hay realmente una caída”. Señaló que uno de los principales argumentos que Torres y Moreno han esgrimido para explicar esta situación, ha sido señalar al presupuesto proyectado para 2009 por el gobierno municipal anterior como “súper inflado”.

“Pero se venía creciendo a un ritmo de un 10 por ciento anual”, cuestionó el concejal, quien no tiene dudas de que “es un problema de ellos”. “Y la caída en las recaudaciones es consecuencia de las acciones del gobierno”, afirmó.

Ex funcionario da sus consideraciones

El ex vicealcalde de Managua Neri Leyva Orochena dijo entender que durante los primeros meses del año “las recaudaciones tienden a aumentar”, debido a que es la época en que los comerciantes, empresarios y la población en general se presentan a declarar sus impuestos.

“En el primer trimestre la recaudación tiende a ser súper alta, de enero a abril. Después comienza un bajón, y empieza nuevamente de octubre a noviembre, cuando las ventas comienzan a aumentar de cara a la Navidad”, explicó Neri Leyva, quien no descartó que por otro lado “la gente en verdad haya dejado de pagar”.

Sin embargo, aseveró que “lo que no es aceptable es que se estén recortando proyectos”. “Si tuviste buenas recaudaciones y eliminaste proyectos, es contradictorio”, añadió.

Del uso de recursos para trasladar a paramilitares

Leyva Orochena igualmente criticó que en tiempos de crisis, como la que tomó por sorpresa al gobierno municipal --según ha tenido que reconocer la alcaldesa Daysi Torres hasta el punto de afirmar que no cuentan con la capacidad financiera para reparar las calles en mal estado--, se utilicen los bienes y recursos de la comuna para actos proselitistas.

“Eso ya es inaceptable. Más cuando están diciendo que estás recortando, y aún así te das el lujo de gastar combustible. Ya eso no se puede”, afirmó.

Abordamos el pasado viernes a Eduardo Gaitán, Director de Recaudaciones de ALMA, pero se negó a brindarnos su valoración sobre cómo será el cierre de año en materia tributaria para la comuna, aunque hasta ahora la última palabra está escrita en el documento que contempló la segunda modificación, y que sentencia: “Los niveles de recaudación para el presente año se prevé que sean similares a los de 2008”.