•   GRANADA  |
  •  |
  •  |
  • END

Las 12 rosas de la Virgen de la Rosa Mística y la emanación de aceite perfumado tienen con más fe a los feligreses y devotos no sólo del departamento de Granada, sino también del resto de Nicaragua. Organizaciones y movimientos católicos han llegado a la iglesia Nuestra Señora de La Merced, donde  el párroco, Sergio Hernández Ochomogo, ha erigido un pequeño altar.

Ya hicieron presencia los miembros del Apostolado de Jesús de la Misericordia de la iglesia catedral, quienes manifestaron una profunda devoción hacia la virgen. “Yo soy creyente, porque he usado ese aceite y es muy curativo. Cuando el padre trajo la noticia, yo esperé un momento en que la imagen estuviera sola y entré para comprobar el derrame de aceite. Yo era como santo Tomás, hasta no ver, no creer”, expresó Gisela Robleto.

Aunque asegura creer ciegamente, manifestó que éste es un milagro acontecido desde hace muchísimos años, e incluso recuerda que su mamá usaba religiosamente el aceite. “Ella me contaba que lo echaban en un pequeño vaso y que de repente nacía una rosa. La rosa nace del aceite, lo importante es que esas rosas ya están tristes y marchitas, y continúan echando el aceite”, agregó.

Por su parte, Mercedes Hernández, coordinadora del Apostolado de la Rosa Mística, explicó que la noche del viernes participaron en una procesión con la imagen de la virgen que recorrió los alrededores de La Merced, en la que participaron cientos de personas.