•  |
  •  |
  • END

Posiblemente el dinero que cargaba la narcoavioneta que recién cayó en la comunidad Wiwinak, estaría en manos de los dueños de la hacienda donde se estrelló el jueves de 12 de noviembre, porque “los lugareños siempre piensan que lo que les cae del cielo es de ellos”, explicó ayer la jefa de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, comisionada mayor Vilma Reyes.

Sin embargo, Reyes aclaró que esa sólo es una sospecha que no han logrado confirmar. “La información que se maneja es que ellos (los hacendados) se distribuyeron el dinero, pero yo no te lo puedo confirmar”, dijo la oficial.

Por otra parte, también se maneja que un juez de la comunidad de Wiwinak, identificado como Pedro Padilla Cristy, repartió la droga, se quedó con tres pistolas que estaban en la aeronave y huyó con el dinero, pero nada de eso se ha confirmado, reiteró la jefa de relaciones públicas de la policía.

Manifestó que aún hay peritos oficiales recabando la información en la zona, al tiempo que recordó que el lugar donde se estrelló la avioneta es “inhóspito y salvaje”, lo cual dificulta más el trabajo de investigación, expresó Reyes.

Tropas se trasladan a Río Coco

Un helicóptero con tropas y técnicas caninas fueron trasladados a la zona de Río Coco arriba, en los alrededores de la comunidad de Wiwinak, donde durante todo el día rastrearon la zona donde el pasado jueves se precipitó la avioneta cargada de drogas y dólares.

El jefe del Destacamento Militar Norte, coronel Danilo José Blanco informó que durante las labores de rastreo iniciadas el pasado viernes no se ha logrado resultados, por lo que se cree que la droga fue trasladada a territorio hondureño y otra parte escondida en las montañas.

El helicóptero que llegó al lugar donde se dio el accidente a eso de las nueve de la mañana del sábado, se retiró a las tres de la tarde después de haber recogido algunos de los restos de la aeronave para su debido estudio.

Hermano del piloto

La fuente agregó que uno de los ocupantes que no había logrado ser identificado, podría resultar hermano del otro piloto de nombre Campos Elías Centadez, ya que al momento que fue encontrado por los comunitarios preguntó: “¿Cómo está mi hermano y dónde estamos, en la Moskitia o en El Salvador?”, posteriormente murió, dijeron algunos de los comunitarios a los policías.

La comunidad de Wiwinak se ubica a 50 kilómetros al este de la comunidad de San Carlos y a 90 kilómetros al oeste de Waspam en Río Coco.

El Ejército y la Policía han dicho que si no encuentran nada después de tres días de rastreo es muy posible que se suspendan las actividades, aunque dejaron claro que serán implacables con las personas que siendo advertidas trafiquen con la droga y sean capturadas.