•  |
  •  |
  • END

El jefe de Relaciones Públicas del Ejército de Nicaragua, general Adolfo Zepeda, informó ayer que el arsenal incautado a narcos vinculados al mexicano cártel de Sinaloa mediante operaciones de inteligencia militar, no figuran entre las armas y material explosivo registrado en inventario castrense.

Se le preguntó al jefe militar si no coinciden las armas, las municiones y el material explosivo con los registros y archivos históricos de bodegas de armas del Ejército y Zepeda dijo que ninguno pertenece al arsenal oficial de las fuerzas armadas, ni han sido reportadas como extraviadas o registradas en los inventarios históricos de armamentos del Ejército desde 1990.

“Fue una información de Inteligencia del Ejército, que se operó con las tropas especiales y en coordinación con Inteligencia de la Policía”, precisó, pero no explicó por qué no lograron detener a ninguna persona.

Incluso la versión policial fue de un retén violentado, lo que convertiría la “inteligencia” en un hecho fortuito.

Al conocerse que la casa de Linda Vista tampoco fue habitación del mexicano, es obligatorio presumir que la acción de “inteligencia” es mal lograda con desinformación.

Zepeda dijo que le corresponde a la Policía investigar el origen del arsenal y que al Ejército sólo le corresponde colaborar con esa institución, sin embargo, la comisionada mayor Vilma Reyes, jefa de Relaciones Públicas de la Policía, al ser consultada, se limitó a decir que no tenían nuevos elementos en la investigación y que hoy podrían dar más información.

Pide limpiar el nombre de su familia

Doña Claudia Téllez Bermúdez, de 46 años, quien habita en la vivienda ubicada en residencial Linda Vista, propiedad que fue señalada por la Policía de haber sido alquilada por el cabecilla de la célula del cártel de Sinaloa, Roberto Bedolla Corona, alias “El Ingeniero”, afirmó que ella y su familia no tienen ninguna relación con esta persona.

Relató que junto a sus tres hijos, de 25, 20 y 19 años, hace alrededor de un mes y medio llegó a alquilar esa propiedad que, según la Policía, fue usada por Bedolla.

“Lo que hay es un grave error, un malentendido, el señor que alquilaba esta casa se llama José Dolores Macías y no es el mismo que menciona la Policía, y yo desconozco si tenía doble identidad, pero yo no conocí ni a Macías ni a ese mexicano que buscan”, explicó Téllez.

La Policía allanó esa vivienda a las 7:30 de la mañana del pasado domingo, donde no encontraron nada y a ninguno de los integrantes del cártel de Sinaloa, a pesar de que las autoridades policiales y castrenses aseguraron que se trataba de un trabajo de inteligencia.

Doña Claudia se presentó ayer a las instalaciones de la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ, para pedir explicaciones, y lo único que encontró fue una disculpa por parte de la Policía.

Mexicano no vivió en Linda Vista

La vivienda pertenece a María Luisa Espinales y fue alquilada por Argentina Sánchez, quien trabaja en Bienes Raíces, esta última confirmó que la casa fue dada en alquiler a José Macías, originario de Jinotega y no al mexicano Bedolla.

“Nunca vi a ese hombre (Bedolla) y no le he alquilado la casa, y Macías tampoco conocía a ese mexicano. Creo que la Policía se equivocó de casa, porque allí nunca vivió, sólo vivieron personas humildes del norte del país”, aseveró Sánchez.

Reyes insiste

La comisionada Reyes reiteró que el mexicano habitó esa vivienda, a pesar de los señalamientos y quejas de los habitantes actuales y de la corredora de Bienes y Raíces.

“Se allanó esa casa porque teníamos indicios que el mexicano vivió allí, y se encontró el techo de uno de los cuartos caleteados, pero se presume que la familia que vive allí no tiene nada que ver con los del cártel”, dijo Reyes.

La Policía no ha explicado el porqué si conocían que “El Ingeniero” vivía en ese lugar, éste no fue capturado por la inteligencia policial y militar.