Mauricio Miranda
  •  |
  •  |
  • END

La administración de la Alcaldía de Managua decidió meter “en un solo bolsón” para 2010, sensibles programas sociales que benefician especialmente a la niñez y a la juventud capitalinas, una estrategia que podría afectar la calidad de los resultados de los mismos proyectos, ya que además de atenderse de manera global y no particular, tendrán que compartir un presupuesto seriamente reducido.

Así está establecido en el Anteproyecto de Presupuesto General de Ingresos y Egresos para 2010, presentado por la administración de Daysi Torres y el secretario general, Fidel Moreno.

Los programas del bolsón

Los programas sociales que dejarían de ejecutarse de manera independiente --pues serán desarrollados como uno solo-- y que tendrán que “conformarse” con un presupuesto que prácticamente es menos de la mitad de lo que tenían asignado para 2009, son: Promoción de los deberes y derechos de la niñez, Inscripción de niños y adolescentes en el Registro Civil, Atención en clínicas municipales, Casas de adolescentes, Educación responsabilidad de todos (becas), Familia unida familia fuerte y Barrio limpio de pandillas.

De acuerdo con el anteproyecto que propusieron Torres y Moreno, estos programas formarán parte del denominado “Restitución de los derechos y deberes de la niñez, juventud, y familia del municipio de Managua”, el cual tendrá una partida de 2 millones 200 mil córdobas, según el documento.

Esto significa que la inversión en dichos proyectos será de 2 millones 585 mil córdobas menos que lo programado para 2009, ya que contaban para este año con una partida asignada de 4 millones 785 mil córdobas.

El argumento esgrimido hasta ahora, tanto por la alcaldesa como por el secretario general de la comuna, es que la crisis financiera global y la caída en las recaudaciones han obligado a efectuar reajustes en las finanzas de la administración del gobierno municipal.

Estímulo a pandillas

Para el concejal conservador Luciano García, la afectación particular que pueda sufrir el programa “Barrio limpio de pandillas” resulta perjudicial y grave para la seguridad de los habitantes de Managua.

De hecho, dicho programa ya había sido lesionado en septiembre, cuando la actual administración le ejecutó un recorte por 200 mil córdobas, es decir, la mitad de lo asignado para 2009.

“A este gobierno lo que le interesa es seguir alimentando a los jóvenes pero dándoles morteros y dándoles piedras”, expresó Luciano García.

“La decisión de este gobierno municipal es alimentar la miseria”, dijo el concejal, para quien esa es “la única manera que ellos pueden tener lealtad o falsas lealtades”. “Lo más sencillo es dejar a los pobres donde están, que sigan en la miseria”, afirmó.

García criticó que la Alcaldía de Managua “funcione como banco y como búnker del danielismo”, y en cambio las autoridades del gobierno municipal recortan programas de asistencia social que benefician directamente a la población.

El objetivo del proyecto “Barrio libre de pandillas” es “promover programas sostenidos de orientación y prevención de jóvenes con problemas de adicción de drogas” que habitan en los barrios más vulnerables del municipio, de manera que no cometan actos delictivos.

Igualmente, consiste en implementar estrategias de prevención de factores de riesgo de jóvenes en barrios afectados por la delincuencia juvenil, a través de programas deportivos, culturales y educativos coordinados por la municipalidad con ONG y Policía Nacional.

Otras estrategias son el otorgamiento de becas de estudio en carreras técnicas; la integración de jóvenes con problemas de adicción a centros de rehabilitación; atención psicológica; y talleres de capacitación en temas como autoestima, resolución de conflictos, violencia, drogas, liderazgo y no utilización de armas.