Luis Galeano
  •  |
  •  |
  • END

Trabajadores de las diferentes empresas que laboran bajo el alero de la sociedad Alba de Nicaragua, S.A., Albanisa, empezaron a hacer públicos los atropellos de los que son víctimas en esos lugares de trabajo.

EL NUEVO DIARIO conoció que en varias de las más de 10 “Albas”, se han registrado enormes problemas con los sindicatos, pero que se han manejado a bajo perfil por las amenazas de los jefes de tomar represalias si se hacen públicos, sin embargo, los trabajadores han empezado a perder el miedo y han comenzado a hablar del asunto.

Varios trabajadores de Alba Seguridad o Sistemas de Seguridad Física, SSF, Petronic, denunciaron que al menos 60 empleados, entre hombres y mujeres, fueron despedidos ayer, aduciendo razones de crisis económica.

“El motivo del presente es para notificarle de manera formal, que debido a reducción de puestos y suspensión del servicio de vigilancia en los objetivos que se mantuvo bajo su resguardo en Managua, nos obliga a realizar un recorte de personal, por lo que se informa que a partir de esta fecha, se le aplica el Artículo 45 del Código del Trabajo, teniendo usted el derecho al pago de todos sus turnos laborados y posteriores pagos de sus prestaciones conforme a ley”.

Eso es lo que dice el único párrafo del Memorando, entregado ayer a los 60 trabajadores de Alba Seguridad, por Bismark Bejarano, responsable interino de Recursos Humanos.

Eluden Bono Navideño

Sin embargo, los afectados aseguraron que fueron despedidos por el jefe de Alba Seguridad Tomás Maldonado, orientado por Pablo Otero, de Albanisa, para evitar el pago del Bono Navideño de cinco mil córdobas.

“Las razones reales no son económicas, es decir, de déficit. Lo que no quieren es darnos ese bono y meter a más gente del lado de Carazo, San Marcos y Jinotepe, de donde es (originario) Maldonado”, dijo uno de los denunciantes.

Las rarezas en Alba Equipos

Hace unas semanas, Alba Equipos --que se encarga de hacer todas las obras horizontales y verticales de Albanisa--, decidió rescindir los contratos de todos sus trabajadores, para luego recontratarlos, haciéndoles perder su antigüedad para efecto de indemnizaciones y otras prestaciones.

“Yo, al igual que muchos, tengo lo que tiene la empresa de estar funcionando, es decir, desde que asumió el comandante Ortega, pero de un día para otro, nos cancelaron el contrato, y a los pocos días nos volvieron a contratar”, afirmó uno de los trabajadores de Alba Equipos, que pidió no revelar su identidad por razones obvias.

“Es decir, violan nuestros derechos sin que podamos hacer nada, porque si lo hacés, ya sos de la oposición, sos oligarca, y lo que te podes ganar es el despido”, añadió.

La fuente dijo que es tanta la ilegalidad con la que funcionan las “Albas”, que “ni siquiera sabemos de quién somos empleados, porque hoy somos (trabajadores de) Alba Equipos, mañana de Albanisa, luego en Alba Caruna, es un relajo que nadie sabe dónde empieza y dónde termina”.

Algo más extraño aún, es lo que informó otro de los empleados de Alba Equipos, pero que pasa con al menos la mayoría de sus compañeros, y es que los salarios que reflejan en sus colillas del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, no son los que reciben como equivalente de su sueldo mensual.

“Imaginate que un empleado que recibe tres mil córdobas mensuales, en la colilla aparece con un suelo de siete mil córdobas, ocho mil córdobas, es decir, una situación en la que no se sabe qué pasa con el resto del dinero”, dijo uno de los trabajadores.

“Nosotros hemos querido saber en detalle lo que pasa y hemos querido hablar con el ingeniero (Oswaldo) Münkel (encargado de Alba Equipos), pero la verdad es que hemos tenido miedo, porque estaríamos asegurando nuestro despido”, añadió uno de los informantes, quien expresó que las irregularidades son en la mayoría de las “Albas”, pero que los sindicatos han sido sometidos por los jefes. Ayer, no fue posible hablar con Münkel.

Maldonado: “Corrimos a indisciplinados”

Pero el gerente de Alba Seguridad, Tomás Maldonado, confirmó que han iniciado una serie de despidos, pero aseguró que se debe a que varios de los lugares donde prestan servicios, han cancelado sus contratos, y que por ello han iniciado un reajuste en sus estructuras de trabajo y de personal.

“Hay empresas que te contratan, pero si levantaron un muro que les da seguridad a sus bienes, deciden que ya no necesitan de nuestros servicios, y eso es lo que ha estado ocurriendo, nos han cortado en varias partes y nosotros tenemos que hacer lo mismo”, indicó.

A la vez, negó que sean 60 los trabajadores despedidos, pues hasta donde conoce son 30 ó 40, y que lo que se ha tomado en cuenta son “los compañeros que no han cumplido a cabalidad con sus labores, gente que es alcohólica, y gente que en los sitios que se les daba a resguardar, se perdían o se robaban materiales. De ellos es que estamos prescindiendo, porque cortás lo malo y te quedás con lo bueno”.

Maldonado rechazó que las medidas sean para evitar entregar el Bono Navideño, “porque no tiene sentido, además, que es un beneficio adicional a sus derechos”, aunque confirmó que se les ha dando trabajo a personas de Carazo, “porque todos tienen derecho de comer”, y hasta aceptó que han contratado a personal que no cuenta con portación de armas, “pero que ha sido temporalmente, porque hasta les ayudamos a sacar ese documento”.

Consideró que, en todo caso, “si hay algo injusto o ilegal, que los compañeros despedidos vayan al Ministerio del Trabajo, y si ahí dicen que tienen razón, pues acataremos eso”.