•  |
  •  |
  • END

El presupuesto del año 2010 de la Alcaldía de Managua incluye el incremento de los gastos burocráticos de la institución, mientras se reducen las partidas para las obras de infraestructura, los proyectos sociales y programas de desarrollo que se ejecutarían en los diferentes distritos de la capital.

En el documento está plasmado que la administración pretende aumentar en un 3.6 por ciento el gasto corriente, del cual se alimenta el funcionamiento burocrático de la entidad.

Y en cambio, ese mismo 3.6 por ciento disminuiría en la partida asignada para los gastos de capital.

Así se refleja en el Anteproyecto de Presupuesto General de Ingresos y Egresos para 2010, presentado por Daisy Torres y Fidel Moreno, y que además resultó ser 234 millones de córdobas más bajo que el proyectado para 2009.

Gasto corriente aumentará

Según indica el anteproyecto, la proporción del “total de gastos corrientes” para el próximo año será de 49.4 por ciento. Eso significa que aumentaría en un 3.6 por ciento, en comparación con lo que se había destinado para 2009.

De hecho, ya desde el pasado septiembre, cuando los concejales orteguistas aprobaron por aplanadora la segunda modificación al presupuesto de este año, habían establecido que el gasto corriente para el resto de 2009 sería del 48 por ciento.

En cambio, la proporción de los “gastos de capital”, se ubicaría en un 50.6 por ciento para 2010, es decir, que representaría una importante disminución en comparación con lo proyectado para 2009, cuando se le había asignado el 54.2 por ciento. En este caso, la reducción es de 3.6 por ciento para los gastos de capital.

Más dinero para fiestas

En el anteproyecto se puede encontrar un incremento de 262 mil córdobas en el rubro de “otros materiales y suministros”, el que además no se especifica en qué consiste. Y se encuentra un aumento en el gasto de 1 millón 854 mil córdobas para “fiesta local y patronal”.

Para el economista Néstor Avendaño, el aumento en el gasto corriente y la reducción en el gasto de capital que se refleja en el anteproyecto de Presupuesto 2010, confirma que la Alcaldía de Managua no experimentará ningún ahorro.

“En ningún presupuesto público hay que estar estimulando el gasto de consumo, sino que se debe alentar el gasto de inversión con el propósito de generar empleo e ingresos, cuando se atraviesa un tiempo de crisis”, explicó el economista.

Avendaño calificó como contradictorio que el gobierno municipal de Managua afirme que pretende un ahorro y un manejo optimizado de los recursos de la comuna, cuando en el anteproyecto de presupuesto se aumenta el gasto corriente, “ya que implica un mayor consumo, que es el pago de planilla y bienes y servicios”.

El economista agregó que “no es saludable” una propuesta de presupuesto como la planteada por Torres y Moreno, y señaló que dichas autoridades se “despreocuparon” en no procurar una mejor administración de los impuestos de los managuas.

Irónicamente, en el mismo texto del anteproyecto del presupuesto 2010, Daysi Torres señala que su administración persigue “ratificar una verdadera política de austeridad y de ahorro, racionalizando los rubros de gastos corrientes, con la perspectiva de aumentar el gasto de capital”.

Y una de las maneras de lograr esto, según el mismo documento, es por medio de la “implementación de políticas de austeridad, ahorro y optimización de recursos económicos y humanos en todas las unidades administrativas de la municipalidad, estableciendo un sistemático control del gasto corriente”.